miércoles, 20 de septiembre de 2017 00:15
Politica

Hacienda concluye que los cohechos de la trama al exmarido de Mato no constituyen delito fiscal

|

La Agencia Tributaria, dependiente del Ministerio de Hacienda, concluye en un informe entregado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que los regalos y las entregas en sobres que la red Gürtel realizó al exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Jesús Sepúlveda, exmarido de la ministra de Sanidad, Ana Mato, "no pueden tener consecuencias fiscales".

En el documento, la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) señala que las "ganancias patrimoniales" generadas por las "entregas de dinero, viajes y otras prestaciones" que Sepúlveda y "su familia" recibieron entre los años 2000 y 2005 de la trama corruputa "no llegan a generar para cada periodo impositivo del IRPF cuota superior a 120.000 euros", umbral del delito de fraude fiscal.

Sepúlveda recibió presuntamente de la red Gürtel un total de 637.592,86 euros entre esos años. Sólo en entregas en metálico el exalcalde 'popular' de Pozuelo percibió 477.090 euros entre los años 2002 y 2005, a lo que hay que sumar los dividendos de la empresa Rialgreen, que ascendieron a 13.927 euros en ese primer ejercicio.

La compañía, dedicada a la organización de eventos y ferias, facturó al PP tres millones de euros en 2003 y 2004, según se recoge en el informe. Entre sus socios figuraban Correa y varios exdirigentes 'populares' imputados en la causa, entre ellos Sepúlveda y el extesorero de la formación Luis Bárcenas. Entre los años 2000 y 2005 la trama también regaló al exalcalde de Pozuelo, imputado por los delitos de asociación ilícita, cohecho, tráfico de influencias, falsedad y blanqueo de capitales, 50.331,65 euros en viajes, 91.135,68 euros en coches y 5.108,53 euros en fiestas de cumpleaños y otros regalos.

En cuanto a los gastos de la campaña electoral de la Oficina de Pozuelo de Alarcón en las elecciones municipales de 2003, que ascendieron a 75.000 euros, el informe de la Agencia Tributaria señala que "no pueden tener consecuencias fiscales para Sepúlveda, sin perjuicio de las que puedan existir a efectos de otros delitos o para otras personas o entidades". "A efectos fiscales, los gastos de una campaña electoral no pueden imputarse a una persona en concreto aunque quien los pague lo haga por su especial relación con ella", explica la Agencia Tributaria. "Sepúlveda, en las elecciones municipales de 2003, iba en una lista cerrada junto con otras personas, formando parte de la candidatura presentada, en ese municipio, por el Partido Popular. Los vecinos de Pozuelo, como los de cualquier otro municipio, no votan a una persona en concreto sino a la lista presentada por un partido político", añade el informe.

VIAJES Y AUTOMÓVILES

En relación con los viajes, el informe detalla que la empresa Pasadena Viajes, del entramado de Correa, sufragó a Sepúlveda "y su familia" una serie de desplazamientos recogidos en la contabilidad B de la empresa sobre los que existen "indicios" de que no fueron pagados por sus "destinatarios". Entre estos figuran un desplazamiento a Dublín para Ana Mato y su hijo Borja y otros con destino a Quito (Ecuador), Ginebra (Suiza), Disneyland-París (Francia), Santiago de Compostela, Jerez, Santa Cruz de Tenerife, Murcia, Barcelona y Alicante.

En cuanto a los vehículos, el informe especifica que la trama proporcionó a Sepúlveda tres coches, que se adquirieron "de forma sucesiva". El primero de ellos fue un BMW 523 I que costó 6,5 millones de pesetas (39.065,79 euros) en abril 1996. Después adquirió un Jaguar S-Type, comprado en diciembre de 1999, y que costó 8.913.700 pesetas (53.572,42 euros), de los que Correa abonó 52.069,89 euros. El Jaguar fue sustituido después por un Grand Cherokee, cuya compra no quedó reflejada en la documentación incautada en la operación policial. El último coche, adquirido en 2004 mediante el sistema de 'renting', es un Range Rover aunque en este caso el informe concluye que los 124.659,92 que costó fueron abonados por Sepúlveda.

El informe también refleja que la trama pagó en 2001 los 669,53 euros que costó la fiesta celebrada por el quinto cumpleaños de la hija de Sepúlveda y Mato, que contó con payasos, juegos, globos, magia y guiñol. Destaca, además, que en 2003 los gastos por "fiestas de cumpleaños" ascendió a 1.996,19 euros. La Agencia Tributaria también recoge que la Gürtel sufragó la organización de la comunión de la hija del matrimonio, celebrada en 2005, con un coste de 1.832,80 euros; y otro evento organizado por su cumpleaños, que ascendió, en este caso, a 2.420 euros.

La ONIF también refiere la compra, por parte de la sociedad de la trama Special Events, de un regalo que fue registrado en 2003 con la anotación "obsequio Luis Vouitton Ana Mato" por importe de 610 euros. Sin embargo, la ONIF señala que esta entrega debería computarse fiscalmente al exalcalde de Pozuelo. "Se ha de suponer que la organización de Correa tuvo esta atención con ella por la relación que mantiene la trama con Sepúlveda", explica.

COMISIONES POR CONTRATOS

El informe también señala que el presunto cabecilla de la red Gürtel, Francisco Correa, cobró comisiones de la empresa Constructora Hispánica por operaciones con el Ayuntamiento de Pozuelo. En concreto, en la relativa al Camino de las Huertas, consta en la contabilidad B de la trama un apunte sobre salida de dinero con la anotación "p/completar sobre" que podría significar, según la Agencia Tributaria, que "esa cantidad de dinero fue empleada por Correa para su entrega a una tercera persona".

De igual modo, apunta que la contratación con el Ayuntamiento de Pozuelo con las sociedades de Correa para la organización del XXXI Congreso Nacional de Parques y Jardines Públicos (PARJAP) de 2004 "se manipuló y ocultó parcialmente por medio de empresas interpuestas".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil