jueves, 21 de septiembre de 2017 07:05
Opinión

Habemus congressus

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Bueno, pues en algo hemos acertado, ayer, en esta misma sección. Pedíamos un congreso extraordinario en el PSOE y Alfredo Rubalcaba así lo ha propuesto a una Ejecutiva que, en principio, antes de reunirse, no estaba mucho por la labor. Y según lo dicho por el todavía secretario general de los socialistas españoles, de allí saldrá la nueva dirección que ha de convocar primarias y dar la imagen de que se inicia una nueva etapa con ideas renovadas que estarán, esta vez sí, acordes con lo que piensan y sienten los ciudadanos. 

Bueno, pues en algo hemos acertado, ayer, en esta misma sección. Pedíamos un congreso extraordinario en el PSOE y Alfredo Rubalcaba así lo ha propuesto a una Ejecutiva que, en principio, antes de reunirse, no estaba mucho por la labor. Y según lo dicho por el todavía secretario general de los socialistas españoles, de allí saldrá la nueva dirección que ha de convocar primarias y dar la imagen de que se inicia una nueva etapa con ideas renovadas que estarán, esta vez sí, acordes con lo que piensan y sienten los ciudadanos. La letra pequeña de esta hermosa canción de amor nos la podríamos encontrar en la parte de atrás del texto de quien convoca el congreso, ya que su firma y trayectoria corresponde al de un redomado maestro del cambiazo que puede decir que va a hacer una cosa y luego, a la hora de la verdad, hace la contraria. Y es que sobre congresos diseñados a la medida de determinados candidatos por los aparatos de los partidos, existe una muy extensa hemeroteca en los diarios de este país. Ojalá en esta ocasión no sea así, ya que un nuevo ardid significaría desaprovechar la oportunidad que tienen los socialistas españoles de recuperar, primero, su dignidad y luego la credibilidad perdida en tantos casos de corrupción de dirigentes que han dicho muchas cosas y luego han hecho lo contrario. Si Don Alfredo cumple la segunda parte de lo que ha prometido en su "magnífica" rueda de prensa, se habrá despedido de la política con honores de líder derrotado, pero de líder al fin y al cabo, que es lo que sería lo mejor para él y para su partido.


¿Y el PSC? Pues, de momento, a esperar que la regeneración prometida por Rubalcaba surta su efecto tranquilizante entre los votantes para que Pere Navarro no se vea obligado a hacer lo mismo que el madrileño, que es lo que quieren los críticos o los fracasados como Collboni que, como ustedes ya conocen, se "fabricaron" unas primarias y todavía no han sabido reconocer que fracasaron estrepitosamente, ya que hasta sus compañeros de Baleares consiguieron mas participantes que la poderosa Federación de Barcelona, pakistaníes incluidos. De momento ya está convocado el Consell Nacional en el que posiblemente se hablará de "cambios", pero no de dimisiones o congresos extraordinarios, salvo que a alguien se le encienda la luz y se ofrezca para sacar al partido de la travesía del desierto en la que se encuentra desde la pasada legislatura.


Mover ficha en torno al derecho a decidir no parece una opción probable, ya que ello significaría entrar de nuevo en guerra con la calle Ferraz y multiplicar el problema. Por lo tanto, o se pacta con los críticos y se escenifica un nuevo acuerdo de legislatura levantando sanciones y volviendo a la cordialidad de los viejos tiempos, o quienes acaban de mantener sus feudos electorales, como Hospitalet, Cornellà, Santa Coloma y pocos más, dan un paso adelante y deciden asumir directamente el poder sin pararse a otras consideraciones, caiga quien caiga y cueste lo que cueste. Como podrán suponer, es una decisión tan grave que a este analista no le gustaría estar en la piel del actual primer secretario de los socialistas catalanes, ni tampoco en la de sus compañeros de ejecutiva.


Y si el socialismo ha sido el gran protagonista de la jornada mediática del lunes, la rueda de prensa de Duran i Lleida se ha ganado, sin discusión posible, la Palma de Oro a la mejor interpretación del día en el apartado de resultados electorales. Ha sido la del líder de Unió Democrática, que actuaba durante la representación como secretario general de CiU, una actuación asombrosa, casi perfecta. Intentar convencernos a los periodistas que la incontestable derrota de Artur Mas a cargo de Esquerra Republicana ha sido culpa de los sociatas por no sumarse en su día a la estrategia del "derecho a decidir" que, según su criterio, ha propiciado no solo el descalabro socialista sino, sobre todo, la huida de sus votantes a otros partidos como Esquerra, Iniciativa, y Ciutadans, haciendo así posible que estos partidos sumaran más votantes de los previstos y, como consecuencia final, que Convergència se viera desplazada del lugar que ocupaba en el podio electoral de una forma totalmente injustificada e imprevista. ¡Genial! ¡Sencillamente genial! Solo le faltó al líder de Unió en su "sensacional argumentario" asegurarnos que Navarro, y no Islero, había sido el nombre del toro que mató a Manolete en la trágica tarde de Linares.


A este hombre y gran político, CiU debería nombrarle "portavoz perpetuo" porque con la oratoria que le adorna, y la capacidad de convicción que emplea, es casi humanamente imposible que la coalición pierda cualquier convocatoria electoral a la que se presente, incluido el polémico referéndum del mes de Noviembre, por muchos guardias civiles y legionarios que nos envíe a Catalunya el imperturbable Mariano Rajoy. ¡Que bárbaro! ¡Que le den el Príncipe de Asturias de las Letras, pero ya?! Hasta el alcalde Trias que estaba a su lado, quedó impresionado.

Como ven, un lunes muy movido, pero que se ha que dado en un ¡ay! Si lo comparamos con la que se ha liado en el país de Louis de Funes con la victoria de mademoisielle Le Pen. Pero esa es otra a la que volveremos mañana?

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil