sábado, 18 de noviembre de 2017 01:53
Deportes

El Real Madrid gana la Décima en una final de infarto

|

En una final de infarto, disputada hasta el último minuto de prrogaba el Real Madrid ganó su décima copa de Champions ante unos rojiblancos cuyo portero hizo un gran partido.  A solo minuto y medio del final al Atlético le valía con el gol marcado por Godín, pero Ramos empató forzando una prórroga que dinamitaron con sus goles Gareth Bale, Marcelo y Cristiano.

Sobre el campo se veía a un Madrid que quería un poco más la pelota y a un Atlético con la misión de cerrar espacios y ahogar a su rival. Nada nuevo. La clave estaría en si la calidad de Modric y Benzema o la potencia de Cristiano y Bale podía con la presión total de los rojiblancos.

En el Madrid se echaba mucho en falta a Cristiano, que ha llegado al partido tras estar entre algodones en la recta final de la temporada, saliendo incluso del once ante el Espanyol, en la última jornada de la Liga, cuando quería jugar para conquistar la Bota de Oro. El portugués no estaba al cien por cien. Tampoco Benzema, también duda a lo largo de toda la semana.

Y tras la mejor ocasión del Madrid llegó el gol del Atlético. Otro gol de Diego Godín. En una de esas acciones que solo él sabe culminar. Porque venía la bola de una segunda jugada en un cabezazo con el que Juanfran metió la bola en el área. Allí estaba el uruguayo, que le ganó la partida a Khedira. La pelota pasó por encima de Casillas, que intentó corregir su mala salida a última hora pero terminó viendo más cerca que nadie el tanto del Atlético. Así se marchó el partido al descanso. No solo con el 0-1, sino con la sensación de que el juego estaba discurriendo más por el terreno anhelado por el Atlético que por el que suelen pisar los de Carlo Ancelotti.

Pero el partido cambió en la reanudación y las porterías fueron mucho más protagonistas. Primero buscó la de Casillas Raúl García con un tiro que se fue por encima del marco. Después, llegó el minuto de Cristiano Ronaldo. En una falta, su lanzamiento tocó ligeramente en la barrera pero lo atrapó Courtois. Luego volvió a disparar pero si tiro se fue por la línea de fondo. Y en la tercera ocasión cabeceó para que la bola se fuera pegada a la cepa del palo.

Nada que reprocharle a ninguno de los dos equipos. El Madrid estaba dando lo mejor en ataque y el Atlético hacía lo que podía para contener a un león desbocado. Pero tal fue la intensidad demostrado con los blancos que asestaron su mejor golpe en la final con un tanto de Sergio Ramos en el tiempo de descuento. Salió la casta del defensa para dar vida a su equipo, que no renunciaba a ganar la Décima.

Y como no había tiempo para más, llegó la prórroga sin posibilidad de cambio para ninguno de los dos equipos. El Atlético había estado a un minuto y medio de su mejor triunfo de la historia, pero a buen seguro que no fue de eso de lo que le habló a los suyos antes de que se reanudara el juego.

Pese a la extenuación del Atlético, el Real Madrid no pudo rematar a su rival en la primera parte de la prórroga. Pero tenía quince minutos más para hacerse con la Décima sin esperar a los penaltis. Y los aprovechó cuando su mejor hombre, Di María, progresó por la izquierda para intentar el disparo a puerta con la pierna izquierda. La bola la paró Courtois, pero llegó hasta la posición de Bale, que remató solo de cabeza en el segundo palo. La puntilla la pusieron Marcelo en una jugada que demostró que a los atléticos no les quedaba una gota de energía en sus cuerpos y Cristiano con un tanto de penalti.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil