lunes, 20 de noviembre de 2017 21:44
Politica

Los militares detienen a la ex primera ministra tailandesa Yingluck Shinawatra

|

La nueva junta militar de Tailandia afianzó el poder, que tomó ayer en un golpe de Estado, tras nombrar al jefe del Ejército como primer ministro, citar a decenas de políticos y acentuar el control sobre la prensa y finalmente detener a la ex primera ministra Yingluck Shinawatra y miembros de su familia.

Shinawatra, quien se refugió en la casa familiar de Chiang Mai (norte) después de que el Tribunal Constitucional forzase su dimisión hace dos semanas por un caso de abuso de poder, llegó al Club del Ejército de Bangkok en un coche blindado, donde ha quedado detenida. Su sucesor, Niwatthamrong Bonsongpaisan, que se encontraba en paradero desconocido desde la asonada, también se personó, así como Somchai Wongsabat, primer ministro en 2008, y la esposa de éste, Yaowapa, que es hermana de Yingluck.


Otro de los citados fue Noppdon Pattama, asesor legal del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, hermano de Yingluck y Yaowapa y figura clave de la crisis política que consume Tailandia.


Las citaciones, cuya omisión acarreaba una orden de detención, se emitieron poco antes de que el jefe del Ejército, Prayuth Chan-ocha, se autoproclamara primer ministro en funciones de Tailandia.


La ley marcial y el incruento golpe de Estado son, según el propio Prayuth, un "sacrificio" que asume por la unidad y la estabilidad del país.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil