viernes, 22 de septiembre de 2017 01:13
Economía

El exdirector de Caixa Penedès se negó a informar de las jubilaciones a BMN antes de la fusión

|

El exdirector general de Caixa Penedès Ricard Pagès se negó a facilitar al entonces presidente de Caja Murcia y ahora presidente ejecutivo del Banco Mare Nostrum (BMN), Carlos Egea Krauel, la documentación referente los planes de pensiones y pólizas de seguros cuyo cobro iba a proporcionarle a él y otros cuatro directivos de la caja catalana jubilaciones que inflaron en más de 31 millones de euros, según ha declarado este miércoles Egea en el juicio que celebra la Audiencia Nacional.

Egea, que ha declarado como testigo en la tercera jornada de la vista oral en la que Pagès y los exdirectivos Manuel Troyano, Santiago José Abella y Juan Caellas se enfrentan a penas de hasta tres años y medio de cárcel por un delito de administración desleal y apropiación indebida, ha precisado que el exdirector general le comunicó en una conversación que entregaría los documentos al Banco de España. Según su versión, hasta que el organismo supervisor le entregó la información no fue consciente de la cuantía de las pensiones de los cuatro directivos y el fallecido director de Recursos Humanos, Jaume Jorba. Exigió entonces a Pagès su inmediata dimisión y éste le pidió tiempo para pensarlo; el cese se ejecutó finalmente en el consejo de administración celebrado en noviembre de 2011.

El presidente de Caixa Penedès a partir de 2003, Josep Colomer, ha asegurado durante su declaración que no tuvo conocimiento de las pensiones millonarias que se había asignado la anterior directiva hasta que tuvo acceso, a través de Egea, a esta misma documentación del Banco de España: "Me parecieron cifras elevadísimas, sobre todo en el contexto social del año 2011", ha asegurado.

Según Colomer, los órganos de gobierno de la caja desconocían las cantidades que planeaban cobrar los altos mandos ya que Pagès tenía "poderes muy amplios" que provocaban que, en muchas ocasiones, el consejo de administración se enterara de las decisiones adoptadas "a toro pasado". "En ocasiones los papeles no se ponían encima de la mesa", ha agregado.

El expresidente de la entidad ha asegurado rotundamente que si hubiera sabido que los cuatro acusados y el fallecido Jorba disponían de planes de pensiones y pólizas de seguros cuyo cobro iba a proporcionarles cantidades superiores a los 31 millones de euros se hubiera "opuesto".

Su declaración ha provocado que Pagès solicitara reunirse con su abogado. "Ya no es el dinero, me estoy jugando el honor, tengo una familia y es muy importante para mi", ha dicho.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil