lunes, 25 de septiembre de 2017 09:58
Sociedad

Dimite el director del departamento de Anatomía II de la Complutense de Madrid tras la polémica de los cadáveres

|

El director del departamento de Anatomía y Embriología Humana II de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Ramón Mérida, ha aceptado "la propuesta de dimisión de su cargo" que se le ha trasladado desde la universidad después de la polémica suscitada por la acumulación de cadáveres donados en sus instalaciones.

Así lo ha manifestado el rector de la Complutense, José Carrillo, en un comunicado donde indica, aparte, que se ha clausurado el área de cremación y almacenamiento del departamento en cuestión y ha dado instrucciones para, "de manera inmediata", se pueda proceder a su saneamiento. "Finalmente, informo de que el director de este departamento ha aceptado la propuesta de dimisión de su cargo", ha apuntado el rector de la Complutense en relación a la forma de renunciar de Mérida.

Aparte, Carrillo recalca en esa nota que también se han dado indicaciones de cara a poner en marcha las medidas "necesarias para reformar los espacios y procedimientos" del departamento responsable del tratamiento de los restos cadavéricos. Ante la polémica suscitada, asegura que desde el Rectorado que dirige se han tomado esas medidas "con la máxima urgencia" para "resolver de inmediato y con las máximas garantías" el problema suscitado, e implantar protocolos y procedimientos que "aseguren la salubridad y eviten futuros episodios de acumulación u otras eventuales disfunciones en el trato, custodia y retirada de los cuerpos".

Carrillo, en relación con la difusión de las imágenes de esos cuerpos, ha afirmado que la UCM está "decidida a extremar" la sensibilidad en el trato a los cuerpos que le son donados para la docencia y la investigación, "manteniendo el máximo respeto a las familias y el exacto cumplimiento de los protocolos en la custodia, conservación y manipulación".

No obstante, el rector reitera que las imágenes corresponden a la fase previa a la incineración de los restos tras el preceptivo proceso de secamiento y señala que su difusión "sin duda hieren la sensibilidad". "Entiendo y comparto la alarma que estas fotografías han suscitado en la conciencia de quienes las han visto. No son imágenes edificantes y su mera existencia, con independencia de algunas circunstancias de fuerza mayor, documenta fallos en los protocolos, que hemos de lamentar profundamente", ahonda Carrillo.

En consecuencia, recuerda que ha ordenado una investigación de urgencia para "confirmar el correcto tratamiento de los cuerpos, su digna custodia y la completa ausencia de riesgos en las condiciones de salubridad del personal adscrito a su manipulación".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil