miércoles, 20 de septiembre de 2017 23:42
Opinión

Una nueva ocasión perdida para construir un referente de izquierda

Esther del Alcázar Fabregat
Esther del Alcázar Fabregat

Lluita Internacionalista

Se configuraron las listas para las elecciones europeas del próximo 26 de mayo y se ha perdido una nueva ocasión para avanzar en la conformación de un frente de izquierdas en ruptura con la Monarquia y la Unión Europea. Cada grupo sigue con su particular batalla, y así nos va.

Se configuraron las listas para las elecciones europeas del próximo 26 de mayo y se ha perdido una nueva ocasión para avanzar en la conformación de un frente de izquierdas en ruptura con la Monarquia y la Unión Europea. Cada grupo sigue con su particular batalla, y así nos va.

El otoño pasado Lluita Internacionalista hacía una llamada para la conformación de un frente, reactivando la propuesta de las anteriores europeas de Iniciativa Internacionalista (I.I), que obtuvo 180.000 votos en 2009, abriéndola a nuevas fuerzas como la CUT, Izquierda Anticapitalista? pero hoy nadie no parece estar por la idea.

La izquierda abertzale está dentro de EH-Bildu, detrás de EA. Es el precio que pagó por asegurar su presencia en las elecciones vascas, pero en este precio está también la disolución del contenido social anticapitalista y de ruptura con el régimen que mantenía la izquierda abertzale. La propuesta de formar este bloque se dirigió al BNG y a Esquerra Republicana de Catalunya, organización que sostiene al gobierno de Mas en Catalunya, esto determina que la minoritaria EA la que dicta sus condiciones. Solo cuando ERC lo rechazó, se lo propusieron a la CUP. Finalmente, la candidatura "Los pueblos deciden" está con el BNG y no tiene nada que ver con el de I.I.: ni ruptura con la Monarquía, ni ruptura con la Unión Europea, ni medidas anticapitalistas.

Por su parte, la CUP-AE ?que incluye a Endavant que participó en I.I.? podía haber tomado la iniciativa y no estar a la espera de ver quien la sacaba a bailar. Desde hacía meses LI presentó propuesta en el organismo común con la CUP para que se pronunciara para reactivar y ampliar I.I., pero nada no se movió. La CUP hoy no se presenta ni pide oficialmente el voto para ninguna candidatura, aunque David Fernández va a hacer como CUP campaña en apoyo a EH-Bildu y el BNG.

El tercer componente de este necesario frente tendría que ser CUT, el corriente que dirige el SAT, de Gordillo y Cañamero. Congreso tras congreso debate si se rompe con IU-CA y si inicia una orientación de construcción de una izquierda revolucionaria y, también congreso tras congreso ?el últim el enero pasado? vota que sigue a IU, y que su apuesta sigue siendo para "reforzar" el corriente IU por la Base contra la "deriva diestra" de la actual dirección de IULV-CA. Una IU que, baho la dirección del PCA, sigue al gobierno de coalición con el PSOE. Han pasado por aplicación de recortes, escándalos de corrupción como el caso de los ERE, puesta en venta de la tierra pública en los últimos presupuestos para cubrir el déficit y pagar la deuda, y finalmente el escándalo del desalojo de la corrara Utopia. Esta misma IU hoy nos presenta una versión de la reforma de la reforma, de la UE, del BCE, de la Constitución, del capitalismo?

Después de estos tres referentes tendría que haber otros como por ejemplo Izquierda Anticapitalista que, en las anteriores elecciones, se presentó y consiguió casi 20.000 votos. Pero en un continuo giro a la derecha, la política de Izquierda Anticapitalista y Revolta Global ha estado la construcción de alternativas a partir del personaje mediático. Fue a Catalunya con la monja Forcades y con Arcadi Oliveras en el Procés Constituent, lo es ahora con Pablo Iglesias, profesor de Ciencia Política de la Universidad Complutense y presentador de la Tuerka, con Podemos. Si leemos el programa de Podemos es calcado al de IU. Para completar el personalismo de Iglesias solo destacar que ha cambiado el logo por su cara. Y que ha impuesto a Vestringe, el ex secretario general de Alianza Popular, que reciente y públicamente ha mostrado sus simpatías con el Frente Nacional francés de Marine Le Pen y ha hecho declaraciones xenófobas y racistas.

Por fuera de estos partidas queda Corrent Roig o el POSI, que se limitan a hacer una candidatura propia de propaganda y de construcción de su partido. Corrent Roig abandonó una política para la conformación de un bloque después de I.I. y Des de Baix en las catalanas, primero argumentando en las generales del 2011 que con la reforma de la ley electoral las elecciones eran fraudulentas y que por eso llamaban al voto nulo. Más tarde en las catalanas no participó en CUP-AE. Sinceramente, y puede que compartiendo muchas de las críticas que hace a Podemos y que utiliza para justificar su no entrada, no entendemos su entusiasmo con el Procés Constituent de la benedictina Forcades, cuando las críticas programáticas y de personalismo de unos son del todo aplicables a los otros. Del POSI conocemos su presencia electoral (Por una república, por la ruptura con la Unión Europea) y prácticamente no hay ninguna ocasión de encontrarnos en las luchas.

¿Qué votar entonces?

Hemos empezado afirmando que no hay una alternativa que empiece a construir un frente con el que creamos que la situación exige y necesitamos, por eso no hacemos un llamamiento de voto a apoyar una lista concreta. No somos abstencionistas y pensamos que no votar favorece y refuerza las opciones de la derecha y mayoritarias. Por eso llamamos a votar entre las candidaturas que rechazan el pago de la deuda, que cuestionan a la Unión Europea y que defienden el derecho de autodeterminación de los pueblos

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil