lunes, 25 de septiembre de 2017 17:16
Politica

El sustituto de Pagès en Caixa Penedès dice que éste le ofreció una pensión millonaria si no dimitía

|

El sustituto de Ricard Pagès como director general de Caixa Penedès, Ricard Banquells, ha declarado como testigo, en el juicio por jubilaciones millonarias que se asignaron cinco exdirectivos de la caja, que el acusado Pagès le ofreció cobrar un plan de pensiones después de que detectara "algo oculto" y "extraño" en la caja y dimitiera.

Ha recordado este martes en la Audiencia Nacional, durante la vista oral, que sus sospechas se desencadenaron en septiembre de 2011, cuando era secretario del consejo de administración de la caja: asistió en Madrid a una de las reuniones preparatorias de la fusión de cajas que dio lugar al Banco Mare Nostrum (BMN) y en este encuentro comprobó que su entidad no aportaba la documentación relativa a las jubilaciones. Poco después la dirección de la caja, con Pagès a la cabeza, le pidió que no traspasara al volumen de negocio de BMN las pólizas por las que se concedía a los cinco directivos acusados --uno ya ha muerto-- el cobro de más de 31 millones de euros en pensiones de jubilación: "Sospeché entonces que en un futuro iban a venir sorpresas muy desagradables para la entidad y la honorabilidad de muchas personas", y esto le condujo a dimitir.

En declaraciones a los medios tras su declaración, Banquells ha precisado que la intención de Pagès al ofrecerle el plan de pensiones era concederle "un estímulo" para que no se marchara de la entidad.

Tras la dimisión en bloque de la directiva cuando se desató el escándalo de las jubilaciones, en noviembre de 2011, Banquells regresó a la caja y asumió en diciembre la dirección general, que compaginó con la vicepresidencia de BMN hasta su dimisión definitiva un año más tarde.

El exdirector general ha precisado que la oferta de Pagès y su actuación le provocó "una gran decepción que continúa en el tiempo" y "un shock" que aún no ha podido superar porque le profesaba una gran admiración.

La Audiencia juzga a Pagès y los exdirectivos Manuel Troyano Molina, Santiago José Abella Rodríguez y Juan Caellas Fernández, por otorgarse --junto al fallecido exdirector de Recursos Humanos Jaume Jorba-- 31,6 millones de euros irregularmente en planes de pensiones y distintas pólizas, lo que es un delito societario continuado de administración desleal. El fiscal Emilio Sánchez Ulled asegura que actuaron desde 2001 "de común acuerdo para vincular fraudulentamente a la caja de ahorros que regían, generando obligaciones económicas para su beneficio particular y en perjuicio de la entidad, actuando de espaldas a los máximos órganos colegiados".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil