martes, 19 de septiembre de 2017 19:13
imported

Coca-Cola no, gracias

|

A Coca-Cola la acaban de pillar de nuevo en un nuevo despropósito laboral de muy bajo tono ético, al reconocer la Inspección de Trabajo en una resolución que la empresa de la chispa de la vida ha vulnerado el derecho a la huelga de sus trabajadores al sustituir el producto que se fabricaba en la factoría de Fuenlabrada, que estaba afectada por un expediente de regulación de empleo, por el que se distribuía en otras plantas del grupo, lo cual, según la Inspección, "consituye una infracción muy grave en materia laboral porque encubriendo la pura sustitución física de trabajadores, ha logrado los mismos objetivos que lo que prohíbe la ley".

A Coca-Cola la acaban de pillar de nuevo en un nuevo despropósito laboral de muy bajo tono ético, al reconocer la Inspección de Trabajo en una resolución que la empresa de la chispa de la vida ha vulnerado el derecho a la huelga de sus trabajadores al sustituir el producto que se fabricaba en la factoría de Fuenlabrada, que estaba afectada por un expediente de regulación de empleo, por el que se distribuía en otras plantas del grupo, lo cual, según la Inspección, "consituye una infracción muy grave en materia laboral porque encubriendo la pura sustitución física de trabajadores, ha logrado los mismos objetivos que lo que prohíbe la ley".

Comisiones Obreras ha puesto el grito en el cielo y hoy los medios de comunicación de todo el Estado dan a conocer tan vergonzosa práctica que, a buen seguro, como ya había pasado con las manifestaciones masivas contra el ERE de la empresa, han sido "camufladas" con un derroche de imaginación creativa por la multinacional con grandes anuncios en la prensa escrita donde se tratan de sacar el muerto de encima a base de echarle "solo" la culpa a las embotelladoras que son sus socios reales en el país, para así salvar la imagen de una marca de reputación mundial y, sobre todo, los cuantiosos beneficios de su negocio en España.

Yo no sé lo que harán ustedes, pero a mí cada día me gusta más el Vichy catalán o el agua de Veri y mucho menos esta bebida espumosa que, no solo ha puesto en peligro la libertad de huelga de sus trabajadores, sino que ha engañado durante años a los consumidores a través de exitosos spots televisivos que nada tienen que ver con la maldad empresarial con la que luego practican el capitalismo más abyecto y trasnochado. Esto, Señores de Atlanta, no es libre mercado, sino la peor manera de gestionar las relaciones laborales. Al hacerlo así, de una forma tan despótica y descarada, acabará por desprestigiar la marca y hundir tan saneada cuenta de resultados que ahora mismo solo rebosa en pingües beneficios porque mucha gente, o todavía no se ha enterado de lo que pasa o sencillamente les importa una Coca-Cola lo que le pase a sus semejantes.

Manuel Fernando González
Editor y Director
www.catalunyapress.cat
www.pressdigital.es

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil