sábado, 19 de agosto de 2017 13:07
Deportes

El padre de Neymar aclara los números

|

Neymar da Silva, padre y representante de Neymar Jr. ha hablado finalmente este pasado martes sobre la polémica desatada los último días por el fichaje de su hijo en el Barça y que ha llevado hasta la dimisión del que era su presidente.

De este modo, ha reiterado la versión de Sandro Rosell, Josep Maria Bartomeu y Raül Sanllehí en el sentido de que no ha habido irregularidades.

Así, ha asegurado a la ESPN Brasil, que "el Barça no adelantó 40 millones". Además, ha añadido que que no hubo precontrato y que su hijo pidió poder salir del Santos un año antes de que acabara su contrato con dicho club, inicialmente firmado hasta junio de 2014, por miedo a que pudieran convertirle en "villano de la Copa Confederaciones".

Y es que el padre ha explicado que temía que el resultado de dicho torneo pudiera afectar al futuro de su hijo en el Barça, "lo hice para que pudiera tener paz", aseguró.

En este sentido, Neymar da Silva ha declarado que "no quiero que mi forma de gestión genere confusión" y ha matizado que "yo nunca utilicé ningún contrato. Fue una petición de presentada a Odilio (vicepresidente del Santos entonces), a Luis Álvaro (presidente) y al Comité Gestor del Santos. E intentamos llevarlo al menor precio posible. Tengo la certeza de que yo solo me podría haber llevado más de 120 millones".

El padre del jugador afirmó que su hijo quería ir al Barça desde el primer momento y que hubo un acuerdo en 2011 en el que ambos clubes acordaron un precio de 17 millones euros.

El Barça además, pagó entonces a N&N, la empresa del padre de Neymar, 10 millones de euros. Con este pacto, "Neymar sólo saldría del Santos al Barcelona. Si yo digo que hice un precontrato en 2011, dirían que él ya estaba negociado. Mi trabajo era blindar y potenciar los beneficios", dijo su padre. La otra comisión de 30 millones adicionales se dio cuando se cerró el traspaso en 2013.

Sobre los 40 millones de 'multa' que reclamaba, Neymar padre dijo que, debido al acuerdo establecido en 2011, si su hijo no fichaba en 2014 por el Barça, había dicha sanción. Como el club se adelantó en el fichaje, tuvo que pagarlos. Y es que, explicó, si el caso hubiera sido al revés, que Neymar hubiera cambiado de opinión, el padre habría tenido que devolver los 10 millones avanzados.

El padre también aseguró que el Santos estaba al corriente de toda la negociación.


COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil