sábado, 19 de agosto de 2017 07:38
Sociedad

Las prospecciones de hidrocarburos entre Catalunya y Baleares afectarán a 200 especies protegidas

|

El estrépito que provocan los estudios sísmicos entre Catalunya y Baleares afectarán a un área casi cinco veces mayor que ambas comunidades juntas y afectará a la inmensa mayoría de los caladeros, de forma que casi 200 especies protegidas resultarán afectadas, según ha alertado la organización Oceana.

Así, el estruendo de los 'airguns', que tienen una intensidad 100.000 veces mayor al motor de un avión a reacción se repetirá unas 10.000 veces al día durante cinco meses con motivo de las prospecciones de petróleo y gas en la zona.

Oceana ha avisado de que la actividad turística y la inmensa mayoría de los caladeros se verán afectados y, concretamente, advierte de que más de 17 millones de hectáreas marinas, 82 espacios protegidos y casi 200 especies protegidas o reguladas están en peligro por los proyectos sísmicos para buscar petróleo entre Catalunya y Baleares.

La organización ha presentado un informe al Gobierno para impedir que se lleve a cabo los trabajos de búsqueda de petróleo y gas que pretende desarrollar la empresa Spectrum en aguas del Mediterráneo. "Pedimos al Gobierno que pare esta locura. No sólo es contraria a la ley, sino que afectaría a una extensión enorme y con ecosistemas importantísimos y protegidos", ha reclamado el director de Investigación de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar. Además, ha añadido que las economías que dependen de los recursos que se van a dañar, como la pesca y el turismo, también saldrán perjudicadas, porque muchas especies resultarán ahuyentadas por el estruendo de los estudios sísmicos.

Mediante el uso de "airguns" o cañones de aire, la empresa Spectrum quiere rastrear 10 millones de hectáreas marinas en fondos entre 200 y casi 3.000 metros de profundidad, emitiendo sonidos de más de 200 dB cada pocos segundos durante 24 horas al día y durante 22 semanas. El bombardeo continuo de sus sonidos son 100.000 veces más intensos que el motor de un avión a reacción y comparables a explosiones nucleares; cetáceos, tortugas marinas, peces, moluscos, crustáceos y otros muchos organismos dañinos se verán afectados por estos estudios sísmicos.


Este nuevo proyecto se suma a la amenaza de la petrolera Cairn, que pretende muestrear de igual manera otros 1,3 millones de hectáreas entre las comunidades de Valencia y Baleares, según la ONG.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil