miércoles, 18 de octubre de 2017 00:19
Opinión

Rajoy pasa de todos nosotros

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

A Rajoy se le entiende todo: No sabe ni tiene nada que decir sobre los problemas que padece España. Enmascarar su indecisión o, si lo prefieren, su incompetencia detrás de enigmáticas frases que nadie comprende y que te dejan con la sensación de que este gobernante te quiere tomar el pelo, no es la mejor manera de gobernar y mucho menos de explicar su acción de gobierno.

A Rajoy se le entiende todo: No sabe ni tiene nada que decir sobre los problemas que padece España. Enmascarar su indecisión o, si lo prefieren, su incompetencia detrás de enigmáticas frases que nadie comprende y que te dejan con la sensación de que este gobernante te quiere tomar el pelo, no es la mejor manera de gobernar y mucho menos de explicar su acción de gobierno.

Y lo malo, es que el país, no está para que ningún político le toree, ni mucho menos, para que se imponga a los ciudadanos como hoja de ruta el clásico: "¡Que sea lo que Dios quiera!". Estamos muy mal, tenemos muchos problemas y a los políticos les pagamos para que tomen decisiones. Así de claro y así de exigible. El axioma, sirve igual para el gobierno como para leal oposición socialista, que con un Rubalcaba apalancado en su "imprescindibilidad" se agarra al sillón de la secretaria general del PSOE, sin querer darse cuenta que lleva a su formación al precipicio de la insignificancia parlamentaria, sacrificando son semejante estrategia, el interés general de sus votantes que no pueden esperar hasta que en Noviembre aparezca el Moisés que debe llevarlos hasta la Tierra prometida.

Y si en Catalunya mucha gente se ha creído todo se arregla con la independencia porque se ha dejado camelar por un Govern de derechas que no resuelve los problemas y ha conseguido hacerle creer a los catalanes que ésta situación la ha creado "solo" Madrid, pues, peor para nosotros que somos los que vamos a sufrir el famoso "choque de trenes" que es, por lo que parece, también desean apasionadamente los dirigentes de Esquerra Republicana de Catalunya, que de los tres nombres que adornan sus siglas, se han olvidado lo que significan los dos primeros para encomendarse a la figura del Coronel Maciá para salvarnos a todos querámoslo o no.

Pero volvamos a la entrevista que en Antena 3 le hizo a Don Mariano la esposa de Josep Piqué que se quedó, como pasa cuando Artur Mas va a TV 3, en periodista amable que no se atrevió a turbar la paz del entrevistado, amagando preguntas incomodas pero en realidad permitiendo que las repuestas vacías de contenido del Presidente del Gobierno adornaran el limbo digital, sin que una sencilla repregunta obligara al Prócer de Pontevedra a bajarse a la realidad y asumir sus responsabilidades como gobernante honesto que, quiere y debe solucionar los problemas de los gobernados, y sobre todo, contarles la verdad sobre lo que les está sucediendo en estos momentos para que pudieran irse a la cama con la tranquilidad de que les espera una mejoría en su poder adquisitivo a la vuelta de la esquina...

Nada de eso hemos visto ni escuichado en la televisión del Señor Lara. Quizás por ello Tele 5 se comió con patatas fritas, en cuanto a audiencias, a esta entrevista descafeinada , cortada con leche desnatada y endulzada con sacarina tailandesa que nos dejó con un sabor de boca a aceite de ricino o, si lo prefieren, a infusión de alpiste, que es muy buena para arreglar los problemas de hígado o hipertensión, pero totalmente ineficaz para curar el cáncer de la crisis económica e institucional que padecemos.

O sea, más de lo mismo ,lo que equivale a decir que Rajoy dejo pasar una nueva oportunidad para explicarse y lo que es peor: dio la sensación de que pasa de todos nosotros.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil