jueves, 19 de octubre de 2017 07:40
Sociedad

Lavarse las manos y ventilar espacios cerrados ayuda a prevenir la gripe

|

La Sociedad Navarra de Medicina de Familia ha ofrecido una serie de consejos para disminuir la transmisión de la gripe y el consiguiente contagio como, por ejemplo, ponerse un pañuelo desechable en boca y nariz al toser o estornudar, lavarse con frecuencia las manos y ventilar adecuadamente espacios cerrados.

La gripe, ha destacado la Sociedad Navarra de Medicina de Familia en un comunicado, es una enfermedad producida por un virus y todos los años se producen epidemias con la llegada del mal tiempo. Habitualmente se pasa como mucho una vez al año, a diferencia de los catarros que pueden ser múltiples a lo largo del año.

La gripe, ha concretado, se caracteriza por malestar general, fiebre alta (por encima de 38º), dolores musculares, cansancio y falta de apetito. Al igual que los catarros, puede producir afectación de vías respiratorias altas con congestión nasal, dolor de garganta, tos y estornudos. Según ha explicado la sociedad, la fiebre alta, la afectación general y el estar en un contexto de epidemia de gripe ayudarán a los ciudadanos diferenciar una gripe de un simple catarro.

En su opinión, la mejor medida preventiva es la vacunación antigripal, con una eficacia entorno al 60 por ciento, según temporadas. Esto quiere decir que hay personas que pese a estar vacunadas pueden tener una gripe, pero en general, "más leve y con menos complicaciones que en personas no vacunadas". Otras medidas muy eficaces para disminuir la transmisión de la enfermedad y el consiguiente contagio, según ha expuesto la Sociedad Navarra de Medicina de Familia, son ponerse un pañuelo desechable en boca y nariz al toser o estornudar, lavarse con frecuencia las manos y ventilar adecuadamente espacios cerrados.

Ante el inicio de los síntomas de gripe en una persona adulta, se debe comenzar con un tratamiento sintomático: paracetamol de 1 gramo, 3 veces al día o ibuprofeno de 600 mg, 3 veces al día. A esto se debe añadir, ha explicado la sociedad, una hidratación adecuada y puntualmente descongestionantes nasales si hiciera falta. No se deben utilizar antibióticos, salvo por indicación del médico, porque no son eficaces contra los virus y lo único que se hace es crear resistencias bacterianas.

Las personas adultas sin patología de base no precisan supervisión médica. El cuadro gripal dura entre 7-10 días, con y sin tratamiento. Por su parte, las personas con síntomas que pertenezcan a grupos de riesgo deben consultar a su médico de atención primaria.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil