martes, 24 de octubre de 2017 11:36
Opinión

La gran decisión socialista

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Han pasado más de 48 horas desde que tres diputados del PSC votaron en contra de sus compañeros de grupo parlamentario y además provocaron con nocturnidad y alevosía un manifiesto contra la dirección de su partido con el apoyo mediático de la Televisión pública del pais, que ,una vez más, no ha sabido ser "imparcial" en un tema tan sensible para una parte bastante numerosa de su audiencia.

Han pasado más de 48 horas desde que tres diputados del PSC votaron en contra de sus compañeros de grupo parlamentario y además provocaron con nocturnidad y alevosía un manifiesto contra la dirección de su partido con el apoyo mediático de la Televisión pública del pais, que, una vez más, no ha sabido ser "imparcial" en un tema tan sensible para una parte bastante numerosa de su audiencia.

Hoy,el denominado Comité de Garantías decide sobre el asunto. Uno, no sabe que decirle a estos señores en tan difíciles circunstancias. Porque, si expulsa a estos "avispados" parlamentarios provocará una cisma entre los militantes del PSC, que no los socialistas que votan , que son muchos más que los que integran los dos grupos contendientes, y que lo único que desean es que el socialismo catalán vuelva a ser el defensor de los derechos de la gente que padece una crisis indecente e injusta, y que quieren que lo haga con rotunda contundencia contra aquellos que les recortan, mienten y no saben gobernar.

Los votantes no saben de estrategias políticas, ni tampoco les gusta las maniobras orquestales en la oscuridad y mucho menos, la traición a las ideas por las que ha muerto mucha gente en el pasado siglo XX en Catalunya y en España. Quieren cosas más sencillas, como que los presupuestos de la Generalitat vuelvan a ser sociales, y que en la sanidad no se aumente el riesgo reduciendo el gasto, o que los comedores infantiles no se conviertan en una angustia diaria para unos padres, que, o están en paro, o no han de acudir al Banco de Alimentos, a Cruz Roja o a Cáritas para poder comer. También les gustaría que los viejos no tuvieran con su pensión y ,tras una vida de trabajo, no tener que ser la tabla de salvación de sus hijos y de sus nietos . A esos mismos votantes socialistas, tampoco les agrada que los bomberos salgan a la calle como el otro día, a pelearse con la policía , porque saben que, los mismos recortes que nos ahogan a casi todos, aumentan la inseguridad a cotas alarmantes en un incendio o en otras situaciones de emergencia. Son tantas las cosas, que afectan a los votantes que no militantes, que sería una lista demasiado larga detallarlas todas y seguro que en ella no figuraría el triste asunto de los diputados desafectos y las respetables ideas de la "improvisada estrategia" de amigos y protectores.

Y ahora viene la gran pregunta: ¿Ha llegado ya el momento que preveía Jordi Solé Tura de que hay que elegir viejas o nuevas siglas porque el invento del partido de las dos almas ya no da más de si?. No lo sé, ojalá no sea asi, pero parece ser que ya nos encontramos ante tan doloroso trance. Pues, si ese momento ha llegado, hágase cuanto antes y pónganse los contendientes a trabajar inmediatamente, para que la gente que les ha votado alguna vez , pueda recuperar la confianza en que el socialismo solo defiende los intereses de las trabajadoras y de los trabajadores y no es una lucha por el poder como está sucediendo ahora o para cargarse en Catalunya una formación centenaria que, por lo que parece, solo se la quiere, para que actúe de "comparsa" en el proceso hacia la independencia.

Manuel Fernando González
Editor y Director
www.catalunyapress.cat
www.pressdigital.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil