miércoles, 18 de octubre de 2017 20:27
Opinión

LAS BAYONETAS DE MAS

Joan Ferran
Joan Ferran

A los múltiples errores de gestión gubernamentales, de oportunidad y de estrategia política atribuidos a Artur Mas habrá que añadir otros acerca de su particular interpretación de la historia. Los nuevos deslices presidenciales han tenido lugar en la ceremonia de inauguración de los actos del Tricentenario del 1714 celebrada en la antigua catedral de Lleida. En ese bello marco monumental Mas se inspiró en el pasado para comparar la lucha de los héroes del 1714 con el momento político actual. Habló de bayonetas y fusiles, de derechos, libertades y votos.

A los múltiples errores de gestión gubernamentales, de oportunidad y de estrategia política atribuidos a Artur Mas habrá que añadir otros acerca de su particular interpretación de la historia. Los nuevos deslices presidenciales han tenido lugar en la ceremonia de inauguración de los actos del Tricentenario del 1714 celebrada en la antigua catedral de Lleida. En ese bello marco monumental Mas se inspiró en el pasado para comparar la lucha de los héroes del 1714 con el momento político actual. Habló de bayonetas y fusiles, de derechos, libertades y votos. Su léxico y timbre no estuvieron exentos de una cierta épica decimonónica, casi carlista. Creo que el president yerra cuando obra así, se equivoca. Releer la historia, como hizo él, con criterios del pasado, es un error que podría acarrearnos consecuencias no deseables.


Fue el eminente historiador John .H. Elliott quien nos advirtió en su momento "del peligro de la mitología en la formación de las identidades colectivas y nacionalidades". El ejecutivo catalán, sus escribas a sueldo y algunos tránsfugas se han empeñado en instalar en el relato colectivo la idea de una España en lucha continua contra Catalunya. Lo intentan sin rigor histórico y mucho condimento sentimental. Un servidor de ustedes no se entretendrá en narrar algo tan obvio como que lo del 1714 fue un conflicto dinástico, entre los Habsburgo y los Borbones, en el que algunas potencias europeas dirimieron sus intereses. Tampoco voy a recordar que bajo los Austrias la decadencia del país fue notable y que éste remontó bajo los Borbones? Insisto, releer y reescribir la historia en clave presente no es ni serio ni científico.


No seamos ingenuos; muchos nos venden hoy 300 años de expolio, o represión, con la intención de ocultar su nefasta gestión de gobierno al frente de las instituciones catalanas. Pero en escena también encontramos otros elementos colaterales que entristecen a más de uno, por ejemplo: Comprobar como sectores de la izquierda sindical y política se han dejado hipnotizar por la retórica victimista del nacionalismo olvidando su esencia originaria.


Artur Mas ha instado a la ciudadanía a movilizarse para "recuperar plenamente aquellas libertades que tantas veces nos han intentado arrebatar". Frase tan hueca como contradictoria la suya. Lo que realmente nos están arrebatando son los logros y conquistas del estado del bienestar; y es ese robo -o expolio de derechos adquiridos- el que realizan los gobiernos de Catalunya y España al unísono. Pero de todo ello nuestros patriotas no dicen ni una palabra.
A un servidor de ustedes que no le vengan con monsergas los monaguillos de izquierdas abducidos por las modas secesionistas. Si son incapaces de mantener en forma sus criterios allá ellos, que cambien de color.


Y en lo que atañe al president y su tropa, un consejo: Déjese de puñetas; mientras su gobierno nos recorte el bienestar no nos venga con bayonetas?las carga el diablo.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil