domingo, 22 de octubre de 2017 05:02
imported

¿Armas químicas en Tarragona?

|

Lo que nos faltaba en Catalunya es que a Obama se le hubiera ocurrido enviarnos a Tarragona los residuos del arsenal químico del gobierno sirio y que esa propuesta, según ha publicado en rigurosa primicia El Periódico de Catalunya, haya llegado al Gobierno Rajoy, quien ha rechazado el ofrecimiento (¿?) aunque de forma oficial, como siempre, no ha dicho esta boca es mía.

Lo que nos faltaba en Catalunya es que a Obama se le hubiera ocurrido enviarnos a Tarragona los residuos del arsenal químico del gobierno sirio y que esa propuesta, según ha publicado en rigurosa primicia El Periódico de Catalunya, haya llegado al Gobierno Rajoy, quien ha rechazado el ofrecimiento (¿?) aunque de forma oficial, como siempre, no ha dicho esta boca es mía.


Nuestro diario, que no está por la labor de semejante trasvase, se ha tirado inmediatamente al Río Ebro, asegurando a sus alarmados lectores que tal felonía no va a producirse, con la firme convicción de que con la contaminación que le ha metido Franco durante su largo mandato a la hermosa Tarraco, ya hay más que suficiente para varias generaciones.

El que una empresa de la zona haya podido ver un gran provecho económico al asunto, define al empresario, a la multinacional alemana que lo sustenta y a todo aquel que haya pensado en esa posibilidad, y debe alertar a las autoridades para que comprueben si este emprendedor tiene todos los papeles en regla. No vaya a ser que nos esté dando gato por liebre en asunto tan delicado como polémico.

Aunque la subdelegación del Gobierno ha desmentido el asunto, no estaría de más que el President de la Generalitat o su beligerante Portavoz dedicaran un poco de su tiempo institucional, aparcando por un momento el monotema del derecho a decidir, para abroncar a quien consideren oportuno con el único fin de fortalecer el cortafuegos que mucha gente ha puesto ya en las redes sociales contra esta propuesta descabellada que quieren, según cuentan nuestros prestigiosos compañeros, endosarnos las mortíferas armas de un dictador sanguinario llamado Bashar al-Asar, que las dos superpotencias y la vieja Europa le han obligado a desmantelar. Por cierto, ¿Por qué Obama no le hace la misma propuesta a la Señora Merkel?.

Manuel Fernando González
Editor y Director
www.catalunyapress.cat
www.pressdigital.es

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil