miércoles, 23 de agosto de 2017 10:13
Sociedad

Se recuperan las imágenes reflejadas en los ojos de un fotografiado

|

Se pueden recuperar las imágenes reflejadas en los ojos de un fotografiado. Así lo demuestra la Universidad de York en un estudio que ha realizado y que puede suponer un gran avance para la medicina forense. Y es que gracias a este sistema se pueden investigar casos de tomas de rehenes o abusos sexuales infantiles. 

Así lo ha explicado Rob Jenkins, el director del proyecto, que ha explicado que la pupila del ojo en una fotografía puede tener "una gran información oculta". Por ejemplo, se puede ver al fotógrafo y a los transeúntes, unas caras que se pueden usar como evidencias durante investigaciones penales, para reconstruir redes de socios o para vincular a las personas con un lugar.

Con el fin de conseguirlo, los autores del proyecto han utilizado un zoom de alta resolución en fotografías tipo pasaporte para recuperar imágenes de espectador que se podrían identificar con precisión por los observadores, a pesar de su baja calidad.

Para ver si los 'reflejados' podían ser identificados a partir de las imágenes extraídas, los investigadores presentaron las caras como estímulos en una especie de juego. Los observadores que no estaban familiarizados con los rostros de los transeúntes realizaron el reconocimiento con un 71 por ciento de precisión, mientras que los participantes que conocían los rostros mostrados lo hicieron con un 84 por ciento de precisión.

Para los investigadires, en una prueba de reconocimiento espontáneo, los observadores podrían nombrar de manera fiable un rostro familiar que apareciera en una imagen reflejada en los ojos.

Y es que "la pupila del ojo es como un espejo negro. Para mejorar la imagen, tienes que acercar y ajustar el contraste", ha explicado Jenkins, para añadir que "una imagen de una cara que se recupera de una reflexión en el ojo es 30.000 veces más pequeña que la cara del sujeto". "En la investigación, el área de todo el rostro para los que estaban allí reflejados era de 322 píxeles en promedio", ha apuntado.

Según él, "en el contexto de las investigaciones penales, este sistema podría ser utilizado para muchos casos, y, además, puede ser especialmente importante en los casos en los que los autores de la pena fotografien a sus víctimas".

En este sentido, ha indicado, por ejemplo, que unas 40 millones de fotografías se suben al día sólo a Instagram. "Los rostros están entre los objetos más frecuentemente fotografiados y este estudio sirve como un recordatorio para que los usuarios tengan cuidado con lo que suben", ha matizado. Además, ha alertado que "los ojos de tus fotografías pueden mostrar dónde estás y con quién".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil