jueves, 19 de octubre de 2017 09:27
Sociedad

El Supremo rechaza suspender la extradición del exdirectivo de JP Javier Martín Artajo

|

El Tribunal Supremo ha rechazado suspender el procedimiento de extradición a Estados Unidos del exdirectivo del banco JP Morgan Javier Martín-Artajo, que había sido solicitado por su defensa como medida de carácter cautelarísimo contra el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado viernes en el que se acordó dar continuación a este trámite.

Este ejecutivo es reclamado por Estados Unidos por falsear presuntamente las cuentas de la entidad, y al que se acusa de provocar pérdidas de cerca de 800 millones de dólares, ha sido citado el próximo 8 de noviembre por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, ante quien tendrá que manifestar si acepta su puesta a disposición de las autoridades estadounidenses.

Estados Unidos, país con el que España tiene suscrito un convenio de extradición, envió el pasado martes la documentación que acredita su petición en el plazo legal de 40 días. De negarse a la entrega, se celebrará una vista ante la Sala de lo Penal donde el reclamado tendrá la oportunidad de ratificar su negativa a ser entregado.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes continuar el trámite de extradición, al que Estados Unidos reclama por delitos relativos al mercado y a los consumidores, delito societario, estafa y falsedad documental.

Según el Ministerio de Justicia, el reclamado era Jefe de Operaciones de Crédito y Capital de la Oficina Principal de Inversiones (CIO) de la firma JP Morgan Chase & Co., que mantenía una cartera de crédito --denominada SPC-- que contaba a principios del año 2012 con una suma neta de 50.000 millones de dólares.

Martín-Artajo, en su condición de corredor de valores, se encargaba de ajustar al mercado diariamente los libros de operaciones de la SCP y de determinar el valor justo de mercado de los valores. Esos ajustes eran posteriormente convertidos en parte de la contabilidad y los registros de la entidad.

Durante el primer trimestre de 2012, las autoridades estadounidenses sospechan que Martín-Artajo instruyó a otras personas para que ocultaran las crecientes pérdidas de las SCEP que gestionaba.

La Justicia estadounidense estima que él y su cómplice manipularon los ajustes para disfrazar pérdidas de unos 767 millones de dólares. Estos informes y ajustes manipulados fueron utilizados por los empleados del banco para preparar los anuncios al público de las ganancias trimestrales.

Provocaron así que la firma hiciera presentaciones falsas ante la Comisión de Bolsa y Valores, presentando también información inexacta de sus ganancias en varios documentos.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil