jueves, 19 de octubre de 2017 23:49
RSC

Miguel Carballeda: "El Premio Príncipe de Asturias de La Concordia a la ONCE no habría sido posible sin la colaboración ciudadana"

|

El Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2013 es para la ONCE, una organización que cumple 75 años y que da cobertura social a 71.460 personas con deficiencias visuales en toda España, de las que 1.623 residen en Asturias. Su presidente, Miguel Carballeda, que fue vendedor del cupón durante casi una década, ha querido destacar en una entrevista desde Oviedo la capacidad de los invidentes para hacer frente a las adversidades.

-¿Cuál es el secreto de la ONCE?
-La unidad, eso es vital para defender nuestros intereses, y que no le hemos fallado nunca a la sociedad española y esta sabe que, además de aportar premios en metálico, hay otros que son tremendamente importantes en nuestra vida. Creo que la sociedad nos reconoce en una medida mayor que las administraciones públicas.

-¿Qué balance hace de estos 75 años de la organización?
-Es tremendamente positivo, porque somos un referente para los ciegos de todo el mundo, que en otros países subsisten con pensiones y están en casa deprimidos. Nosotros vivimos de nuestro propio esfuerzo y contribuimos con nuestros impuestos. Y los grandes discapacitados que no pueden salir tienen que ser atendidos y para eso tiene que estar la Ley de la Dependencia, pero los que podemos trabajar tenemos que hacerlo integrados y aportando nuestro granito de arena.

-¿Cómo perciben la situación actual de la Ley de la Dependencia?
-La Ley es perfecta, pero llegó en un momento muy difícil, con el inicio de la crisis, así que lo que podía haber sido no está siendo. No entiendo que políticos que hacían un discurso convencido a su favor nos intenten convencer ahora de que el estado del bienestar no sirve de nada.

-¿Cómo les está afectando la crisis?
-El noventa y mucho por ciento de nuestra financiación deriva de lo que logramos por el juego y la situación actual es difícil, porque desde 2008 se han dejado de recaudar 6.000 millones de euros en el sector. Quien nos compraba antes dos cupones, ahora nos compra uno porque no tiene trabajo o porque tiene que ayudar a un hijo. Además la competencia es atroz. Hay una auténtica invasión de juegos. Ya no existe el ladrillo y muchos creen que pueden arreglar todos sus problemas a través de este sector, pero hay que diferenciar el juego responsable de otro muy dañino para la sociedad y los jóvenes. Si las ventas son menores y la competencia mayor, las posibilidades de la ONCE se comprimen.

-¿Qué efectos tiene el aumento de la tributación sobre los premios?
-A veces nos quejamos de la falta de integración, pero en esto de la crisis estamos perfectamente integrados. Está demostrado que el incremento de los impuestos ha supuesto una pérdida de recaudación, porque se pierden clientes. Por eso, pedimos al Gobierno que lo corrija. De 2008 a 2012 hemos revertido al Estado 2.344 millones.

-¿Qué evolución ha tenido España en temas de accesibilidad?
-Sorprende su avance y parte es responsabilidad de la ONCE, que llegó a acuerdos con ayuntamientos y comunidades para eliminar barreras. Es una lástima que el convenio suscrito con el Imserso se haya paralizado, porque en estos años ha logrado cambiar este país. Nos parece un error, porque aún hay barreras.

-¿Y la sociedad? ¿Está preparada para la discapacidad?
-Todos envejecemos y un día seremos discapacitados, pero sigue produciendo cierto respeto tratar con personas discapacitadas. Yo pido que se reconozca lo que se tenemos, nunca lo que nos falta, porque no conozco a ninguna persona a la que no le falte algo.

-¿Cuál es su deseo para la ONCE?
-El Gobierno central nos ha permitido recuperar el sorteo extra del 1 de enero para 2014, pero solo para el año que viene. Así que si creemos en la igualdad, la Navidad es para todos y estas cosas se hacen bien o no se hacen.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil