lunes, 23 de octubre de 2017 04:41
Opinión

Levantemos un muro contra el fascismo!

Joan Mena
Joan Mena

La crisis , la situación económica que viven muchísimas familias , la elevada y vergonzante cifra de paro en Cataluña y en España , la falta de concienciación ideológica de la clase trabajadora , la desafección hacia la política como solución a los problemas ... son parámetros de un contexto social y político ideal para el crecimiento del fascismo , el nazismo , la xenofobia y la homofobia. Contra esta posibilidad es necesario amplias alianzas políticas y sociales para situar un cordón sanitario que nos aísle de este fascismo.

Desgraciadamente hemos tenido algunos ejemplos recientes de crecimiento de grupos fascistas que, a la estela del Alba Dorada griega o de los grupos fascistas franceses que asesinaron al joven comunista Clément Méric , están intentando golpear la convivencia democrática en Cataluña y en el estado.

Dos ejemplos claros : el asalto a la Blanquerna, delegación del Gobierno de la Generalitat en Madrid, a manos del fascismo organizado (Alianza Nacional , Falange o Democracia Nacional), o la movilización convocada el pasado 12 de octubre en Barcelona donde participaron miembros de estos grupúsculos fascistas.

Este espíritu oscuro y fantasmal 'que recorre nuestro continente - impulsado por una Europa más pensada en el capital y los mercados que en salidas democráticas a las necesidades de la gente - , se evidencia cada vez con más fuerza. Sin ir más lejos , las elecciones regionales francesas también están sirviendo para que la extrema derecha , liderada por el Frente Nacional de Le Pen, despunte en resultados, especialmente en los barrios con una situación más vulnerable de las grandes ciudades francesas.


Ante esto, es necesario levantar un muro , colectivo e infranqueable , contra el fascismo . Un muro la primera medida del cual debería ser la ilegalización de grupos de ultraderecha que han apostado por la vía de la violencia , para hacer volar por los aires la convivencia democrática entre los pueblos de España. La misma ultraderecha que atentó contra un sistema legítimo y democrático como la Segunda República española , hoy se sienten con fuerzas por el contexto económico y social que nos rodea de hacerse visibles y amenazarnos a todas. La ilegalización de estos grupos- algunos se presentan a las elecciones y muchos han sido condenados por apología o asociación ilegal - , será una inversión en democracia para el futuro . Una sociedad que expulsa la xenofobia , el racismo , la homofobia , el fascismo y el nazismo -todas las caras de la misma doctrina -es una sociedad sana , higiénica y que apuesta por la convivencia.


Debemos tener claro que la salida democrática a esta situación es la ilegalización de estos grupos. Esta decisión no vendrá de la mano de un gobierno como el del PP, heredero directo de la dictadura franquista; una prueba evidente es la imagen de la delegada del Gobierno en Cataluña , María de los Llanos de Luna, condecorando a la Hermandad de Combatientes de la División Azul. Actos como aquel deben ser reprobados por la democracia. Debemos gritar, conjuntamente y con voz bien alta y bien claro , que fascismo nunca más, ni aquí ni en ninguna parte.


Joan Mena , portavoz adjunto de ICV- EUiA en el Parlamento de Cataluña

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil