jueves, 17 de agosto de 2017 23:36
Sociedad

5.000 niños se quedan sin beca comedor en el Baix Llobregat y Vallès Occidental

|

 Lo denunció este lunes el presidente del Consell Comarcal, Joaquim Balsera, que solicitó ayuda "urgente" a la Generalitat para atender a estos menores.Los datos que se conocen de momento han vuelto a hacer saltar las alarmas sobre el riesgo de malnutrición infantil. Alumnos del Baix Llobregat, en grave situación económica y que cumplen los requisitos para acceder a una beca comedor, no tienen asegurado un plato de comida en el colegio.

El ente comarcal calcula que se requieren 803.117 euros para dar beca a estos 1.457 menores en riesgo de exclusión social. Balsera pidió a la Generalitat que cumpla su compromiso de que ningún escolar en situación de necesidad se quede sin ayuda. Los consejos comarcales, que se encargan de gestionar las ayudas al comedor escolar, aún están tramitando las solicitudes. Los datos que se conocen de momento han vuelto a hacer saltar las alarmas sobre el riesgo de malnutrición infantil.

El Vallès Occidental ha recibido 9.573 solicitudes, un 13% más que el curso pasado. Desde este consejo comarcal alertaron en verano que necesitarían 8,3 millones de euros para cubrir la demanda, ya que todas las solicitudes cumplían el requisito económico para optar a una beca. El año anterior el Vallès Occidental concedió 5.600 ayudas y, con el presupuesto actual, unos 4.000 alumnos se quedarían sin cobertura. La federación de asociaciones de padres de alumnos Fapac cifra en 10.000 las solicitudes no atendidas de momento en toda Catalunya -han recogido los datos de los consejos comarcales que ya han tramitado las ayudas-.

En el Baix Llobregat, Balsera se quejó: "La situación es preocupante y muy grave respecto al trato que la Generalitat hace a nuestros escolares con respecto a las becas comedor", aseguró el presidente del ente comarcal, que antes de verano ya lanzó la voz de alarma ante el silencio autonómico. Sin que, desde entonces, haya obtenido respuesta.

Según datos del Baix Llobregat, en la línea ascendente de peticiones, este curso ha registrado un total de 8.986 solicitudes de becas de comedor, un 20% más que en el pasado curso escolar. De estas, 3.585 se han quedado sin presupuesto. De las que no han obtenido ayudas, 1.457 se corresponden con casos muy graves. Familias, en su mayoría, que justo ahora entran dentro de los circuitos de servicios sociales, pero que están en un alto riesgo de exclusión. Sus hijos, si no comen en el colegio, tendrán graves dificultades para hacerlo en casa, aseguran desde el ente comarcal. "La Generalitat tiene que actuar, y de forma urgente", insistió Balsera.

Los ayuntamientos no tienen mucho más margen de maniobra, ni pueden seguir tapando agujeros provocados por los recortes del Gobierno autonómico, lamentan. La institución comarcal alertó que la Generalitat les debe todavía 615.000 euros del curso 2012-2013. Un dinero que se avanzó desde las arcas comarcales para poder pagar la totalidad de las becas del curso pasado. Esta deuda, sumada a la contraída por el transporte escolar, asciende ya a un total de 1.425.583 euros.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil