miércoles, 16 de agosto de 2017 19:36
Sociedad

Un cráneo indica que todas las primeras especies de 'Homo' podrían ser una

 

|

El análisis del cráneo de un antiguo ancestro humano de hace 1,8 millones de años hallado en Dmanisi, Georgia, indica que los primeros miembros de nuestro género 'Homo', los clasificados como 'Homo habilis', 'Homo rudolfensis', 'Homo erectus', etcétera, en realidad pertenecían a la misma especie y simplemente parecían diferentes unos de otros, según publica este viernes 'Science'.

A diferencia de otros fósiles de 'Homo', este cráneo, conocido como Cráneo 5, combina una pequeña caja craneana con una cara larga y grandes dientes. Fue descubierto junto a los restos de otros cuatro primeros ancestros humanos, una variedad de fósiles de animales y algunas herramientas de piedra, todos ellos asociados a la misma localización y periodo de tiempo.

El sitio ha sido sólo parcialmente excavado hasta el momento, pero ya está proporcionando la primera oportunidad para que los investigadores comparen y contraten los rasgos físicos de múltiples ancestros humanos que al parecer coincidieron en el mismo espacio y tiempo geológico.

Uno de los autores del trabajo, David Lordkipanidze, del Museo Nacional de Georgia en Tbilisi, Georgia, junto con colegas de Suiza, Israel y Estados Unidos, explicó que las diferencias entre estos fósiles de Dmanisi no son más pronunciadas que las que existen entre cinco humanos modernos o cinco chimpancés.

Tradicionalmente, los investigadores han utilizado la variación entre los fósiles de 'Homo' para definir las diferentes especies, pero a la luz de estos nuevos hallazgos, Lordkipanidze y sus colegas sugieren que los primeros diversos fósiles de 'Homo', con sus orígenes en África, en realidad representan variaciones entre los miembros de una sola.

"La caja craneana y la cara del cráneo 5 encontrados como fósiles separados en diferentes lugares de África podrían haber sido atribuidas a diferentes especies", dijo otro de los autores, Christoph Zollikofer, del Instituto de Antropología y el Museo de Zurich, en Suiza. Esto se debe a que el Cráneo 5 reúne algunas de las características clave, como la pequeña caja craneana y la cara grande, que no se había observado juntas en un fósil de 'Homo' temprano hasta ahora.

Dada la diversidad de sus características físicas, los fósiles asociados con el cráneo 5 en Dmanisi se pueden comparar a los diversos fósiles de 'Homo', incluyendo los que se encuentran en África, que datan de hace unos 2,4 millones de años, así como otros descubiertos en Asia y Europa, que son de entre 1,8 y 1,2 millones de años.

"[Los hallados en Dmanisi] se ven muy diferentes entre sí, por lo que es tentador identificarlos como especies diferentes --argumentó Zollikofer--. Sin embargo, sabemos que estas personas vinieron desde el mismo lugar y en el mismo tiempo geológico, por lo que podría, en principio, representar una población de una especie".

Los fósiles de homínidos de Dmanisi representan ancestros humanos del Pleistoceno temprano, poco después de que los primeros 'Homo' divergieran del 'Australopithecus' y se dispersaran desde África. La mandíbula asociada con el Cráneo 5 se encontró cinco años antes de hallar el cráneo, pero cuando las dos partes se juntan, forman el cráneo más construido de forma masiva que se ha encontrado en el sitio de Dmanisi, razón por la que los científicos sugieren que el individuo al que pertenecía el Cráneo 5 era un hombre.

La caja craneana del Cráneo 5 es sólo de alrededor de 546 centímetros cúbicos, sin embargo, sugiere que este temprano 'Homo' tenía un cerebro pequeño a pesar de sus modernas proporciones de los miembros parecidos a los humanos y el tamaño del cuerpo. "Gracias a la muestra relativamente grande de Dmanisi, vemos una gran cantidad de variación --continuó Zollikofer-- pero la cantidad de variación no excede de la que se encuentra en las poblaciones modernas de nuestra propia especie, ni en los chimpancés y los bonobos".

Por otra parte, este científico agrega que al encontrar un patrón similar y rango de variación en el registro fósil de África, entiende "razonable" suponer que no había una sola especie 'Homo' en ese tiempo en África". "Y puesto que los homínidos de Dmanisi son tan similares a los africanos, se supone, además, que ambos representan la misma especie", concluyó.

Cráneo 5 aparentemente indica que, en lugar de varias especies de 'Homo' ecológicamente especializadas, una sola especie 'Homo', capaz de hacer frente a una variedad de ecosistemas, surgió en el continente africano y, en consecuencia, el sistema de clasificación para estos primeros ancestros humanos no puede ser el mismo.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil