jueves, 19 de octubre de 2017 22:16
Sociedad

Los padres suministraban a Asunta sedantes desde hacía bastante tiempo

 

|

El informe de toxicología remitido al Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago sobre el análisis efectuado a pelos de la niña Asunta Basterra Porto ha revelado que a la menor se le habían administrado fármacos sedantes desde hacía un largo periodo de tiempo.

Antes de concluirse este informe, análisis toxicológicos realizados al cuerpo de la niña Asunta Basterra Porto habían revelado que la menor había ingerido una dosis alta de un fármaco del grupo de los ansiolíticos, concretamente, se reflejaban que la menor tenía 0,68 microgramos por mililitro de sangre de una sustancia del grupo de las benzodiazepinas que se correspondería con lorazepam, una dosis que se considera alta para una menor de 12 años.

El lorazepam es un fármaco perteneciente al grupo de las benzodiazepinas de alta potencia y como tal es ansiolítico, sedante, relajante muscular, anticonvulsionante y amnesiante. Según ha trascendido, la madre de Asunta se medicaba para crisis de ansiedad y estrés.

El informe de toxicología era una de las diligencias pendientes para que el juzgado instructor evaluara si cambiaba la tipificación del delito. De hecho, este viernes el juez que instruye la causa judicial por la muerte de la niña ha decidido elevar de homicidio a asesinato las imputaciones que pesan contra los padres adoptivos de la menor de origen chino, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil