miércoles, 16 de agosto de 2017 19:38
Sociedad

La falta de acceso a la tecnología impide prepararse para desastres naturales 

|

La falta de acceso a la información y a la tecnología tiene repercusiones considerables en la habilidad de las personas para prepararse para casos de desastres, sobrevivir a estos y recuperarse tras los desastres, según se señala en la edición de 2013 del Informe Mundial sobre Desastres que dio a conocer hoy la Federación Internacional de Sociedades la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Federación Internacional).

El Informe Mundial sobre Desastres de este año hace hincapié en la tecnología y el futuro de la acción humanitaria. Redactado por más de 40 académicos y especialistas de la labor humanitaria, el informe destaca que, durante las primeras horas críticas después de una emergencia, la población local es la que, de hecho, logra salvar más vidas. Sin embargo, muchos de estos primeros agentes de intervención no tienen acceso ni a la información ni a las herramientas básicas que salvan vidas, como los sistemas de alerta temprana o la infraestructura básica de redes y conectividad.

Aunque gracias a las nuevas tecnologías, las comunidades "cuentan ahora con mayor capacidad y aptitudes para ayudarse a sí mismas", en el informe se reconoce que existe una profunda desigualdad en el acceso a estas tecnologías. Esta desigualdad, llamada "brecha digital" en el informe, es más pronunciada en los países del mundo que son más propensos a desastres. "Si bien el número total de damnificados por desastres disminuyó en 2012, el número de personas afectadas en los países más pobres fue en aumento y se elevó a más de 31,7 millones", aclara el informe.

Dicho informe advierte que el recurso cada vez más asiduo a las nuevas tecnologías por parte de las organizaciones humanitarias, para obtener información sobre las necesidades de las comunidades afectadas por los desastres, plantea el riesgo de que sólo se escuche la voz de las personas que disponen de conexión a medios tecnológicos, excluyendo así a quienes no la tienen. "Tenemos la esperanza de que los gobiernos y la población afectada en los países propensos a desastres puedan aprovechar las innovaciones, tales como los programas informáticos de predicción meteorológica, las imágenes obtenida por satélite y los sistemas de alerta masiva, lo cual incrementa su capacidad de resistencia y recuperación a raíz de un desastre, así como su habilidad para recuperarse rápidamente cuando los desastres sobrevienen."

En el Informe se insta al sector privado, a las organizaciones humanitarias, a los gobiernos y a las comunidades locales a asociarse para asegurar el acceso a la tecnología en favor tanto de estas poblaciones como de los agentes de intervención.

En el informe, también figura su resumen anual de la información sobre desastres. En 2012, se registró el menor número de muertes y personas afectadas a raíz de desastres de los últimos diez años. En 2012, el número de muertes a causa de los desastres se situó un noventa por ciento (90%) por debajo del promedio de los últimos diez años. El número de desastres registrados es también el más bajo del decenio. Sin embargo, por lo que respecta a los costos conexos a desastres, 2012 aún figuraba como el quinto año más costoso de los últimos diez años.


En total, se registraron 552 desastres cuyas consecuencias entrañaron costos por un valor ligeramente inferior a 158.000 millones de dólares estadounidenses. El huracán Sandy fue el desastre que conllevó costos más elevados, a saber, 50.000 millones de dólares estadounidenses; el más mortífero fue el tifón Bopha en Filipinas, que dejó un saldo de 1.901 muertos. En 2012, del total de 139 millones de personas afectadas por los desastres, las inundaciones representaron el 53% de los damnificados; las inundaciones más graves tuvieron lugar en China en abril y junio

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil