martes, 24 de octubre de 2017 04:18
Sociedad

ADIF en una reunión en el 2010 con las constructoras minimizó los efectos del "cambiazo del ERTMS por el ASFA

|

M.F.G. Hoy, ese gran diario gallego que es La Voz de Galicia ofrece a sus lectores una gran exclusiva: el acta de la reunión celebrada el 20 de julio del 2010. entre ADIF y las empresas encargadas de las instalaciones de seguridad y señalización de la línea Ourense-Santiago y a la que asisten 22 personas con capacidad de decisión..

Un acta que ya está en manos del Juez y que es "la fuente de información" más importante para que entendamos "los de a pie" el por qué murieron 79 personas y resultaron heridas otras 147 en un trágico 24 de Julio del 2013.

"?.se toma una decisión clave que supone un importante ahorro. «Se aprovecha» -se afirma literalmente- el enclavamiento electrónico de Santiago, pues al suprimirse las vías en ancho internacional y los cambiadores, «dispondrá de la funcionalidad de ancho convencional en todas sus vías». Esto supone la modificación de las «fronteras» entre la alta velocidad -controlada desde O Irixo- y la zona del entorno de la estación, que sería supervisada desde Santiago como red convencional y sistema de seguridad ASFA. Esta decisión también implica la supresión de un centro de control que estaba previsto situar en Lalín. El objetivo de esta decisión es «uniformar el mantenimiento con el resto de equipamiento instalado en la estación»?

"Llama la atención que en estos informes que ya están presentes en la causa apenas se incida en qué efectos tendría la sustitución del ERTMS por el ASFA en los últimos cuatro kilómetros de la línea, donde tres años después de la modificación del proyecto tuvo lugar el accidente del Alvia que provocó 79 víctimas mortales y 147 heridos. Tan solo hay referencias a los avisos que recibiría el tren en la transición del sistema ERTMS al ASFA, pero sin entrar en el detalle de la curva y la importante reducción de velocidad -a 80 por hora- en este punto. En el proyecto se limitan a aseguran que la transición a ASFA debe anunciarse antes de la señal avanzada con un tiempo de reconocimiento para el maquinista de cinco segundos. El Alvia accidentado nunca dio este aviso al maquinista, pues el sistema de reconocimiento de las balizas ERTMS embarcado en el tren no estaba en funcionamiento el pasado 24 de julio. Aún hoy no lo está."

A la vista de lo que Vds. pueden leer, que les invitamos a que lo hagan. Queda claro que "unos pocos, jugaron ¿impunemente? con la vida de otros muchos". Ahora a "esos negligentes" les espera la Justicia, que es lenta, pero segura.

Leer más datos

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil