jueves, 19 de octubre de 2017 02:08
Sociedad

Momentos de tensión ante las puertas de Panrico

|

Panrico no piensa ceder ante los trabajadores de la planta de Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona) y les avisó de que su principal factoría abriria las puertas con toda normalidad pese a la amenaza de huelga indefinida. De ahi que este lunes la planta está siendo escenario de tensión, después de que unos 200 trabajadores en huelga se hayan concentrado desde las 06.00 horas en el acceso al recinto para impedir la entrada de los compañeros que no se han adherido a la huelga, básicamente personal de administración, que habían acudido a trabajar. Una treintena de Mossos d'Esquadra han cargado con porras sobre las 09.15 horas contra los huelguistas para abrir paso a los trabajadores que querían acceder a trabajar.

El caso es que desde Panrico, la firma dirigida por Carlos Gila se ha criticado a los trabajadores por su decisión de romper el acuerdo laboral alcanzado el jueves pasado en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) con representantes de UGT y CC OO. Por todo ello ha emitido un comunicado en el que ha recordado que el pacto es tan vinculante como puede ser un Convenio Colectivo.

La plantilla de Panrico convocó una huelga indefinida el sábado por la noche en la planta de Santa Perpètua después de que la asamblea de trabajadores rechazara el principio de acuerdo de los sindicatos con la empresa. La asamblea reclama el abono íntegro de la nómina de septiembre y no en tres plazos tal y como se ha pactado.

Por su parte, la compañía explicita en su comunicado que "protegerá y garantizará el derecho al trabajo en todos los centros, incluyendo Santa Perpetua, donde ya se trabaja de forma coordinada con los Mossos de Esquadra". CC OO ha informado que la planta de Madrid también ha rechazado el acuerdo del SIMA y que la de Zaragoza lo someterá a votación esta semana.

Panrico presentó la solicitud de preconcurso de acreedores a principios de este mes. La empresa suspendió el pago de la nómina a sus cerca de 4.000 empleados para poder afrontar el pago a sus proveedores. La firma no tiene deuda financiera. Para garantizar la viabilidad de la empresa, la dirección de la compañía ha planteado a los sindicatos una extinción de 1.914 empleos, casi la mitad de la plantilla, en todas las plantas que tiene en España, y una reducción del sueldo del resto de trabajadores de hasta el 45 %.

Tensión ante las puertas de la fábrica en Santa Pérpetua

Los huelguistas han quemado maderas y neumáticos para formar una barricada con la intención de impedir el acceso a la fábrica. Ginés Salmerón, presidente del comité de empresa, ha señalado que no se sienten representados, porque no lo firmaron, el acuerdo alcanzado por los sindicatos y la empresa y por tanto mantienen la huelga indefinida.


Según Salmerón, los efectos de la huelga empezarán a notarse en los comercios a partir del martes o el miércoles, cuando las estanterías de centros comerciales o pequeños comercios ya no dispondrán de producto fresco, básicamente de los Donuts, producto que, junto a Donettes y Bollycao, se elaboran en la planta catalana de Panrico, la más importante del grupo en número de empleados (400).

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil