sábado, 19 de agosto de 2017 13:24
Opinión

Pito, Pito, Pujolito??.

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Dicen las mujeres de nosotros los varones: Los hombres piensan con el pito. En el caso del mayor de los Pujol i Ferrusola, la frase no es un estereotipo, sino una verdad clamorosa a la vista de los que llego a comprar y pagar el vástago convergente para montarle al Rey una bronca en Valencia. Contaban los diarios de anoche que la pareja del " impar empresario" fue la que descubrió la movida, porque su entonces amante se lo contó con todo detalle, ufanándose además de la hazaña, en unos tiempos, en los que María Victoria era la que realmente tocaba el pito en la relación entre ambos.

Dicen las mujeres de nosotros los varones: Los hombres piensan con el pito. En el caso del mayor de los Pujol i Ferrusola, la frase no es un estereotipo, sino una verdad clamorosa a la vista de los que llego a comprar y pagar el vástago convergente para montarle al Rey una bronca en Valencia. Contaban los diarios de anoche que la pareja del " impar empresario" fue la que descubrió la movida, porque su entonces amante se lo contó con todo detalle, ufanándose además de la hazaña, en unos tiempos, en los que María Victoria era la que realmente tocaba el pito en la relación entre ambos.

Hoy leo que Convergencia se desmarca de los hechos, porque vistos desde la perspectiva de la hemeroteca, no son asuntos de los que haya que vanagloriarse. Incluso, hasta es posible que al conocerlos, no le hayan hecho mucha gracia a su Honorable padre, que siempre mantuvo una relación protocolariamente correcta con la familia Borbón, especialmente con el Jefe de la Casa, que así también se le llama al Rey, aunque en el estadio de Mestalla en medio de tanto pito, pito, pujolito?, se le nombrara a gritos de otra manera.

"Mira la que he liado... 'Mort al Borbó' dice la enamorada que le dijo su novio por teléfono, muy contento de su hazaña pitera. Una fijación que la criatura parece que prodigó en otras ocasiones, porque según declaró la otra comensal de La Camarga y en la Audiencia , la familia estaba detrás de las pegatinas a los coches y cuantas broncas se le montaban al verdadero padre de la Constitución. Naturalmente, sin otra intención que la de "construir" puentes hacia el soberanismo, que hoy vive momentos de esplendor patriótico. No me extraña que cuando Salvador Esteve se vio con el Rey en la Zarzuela éste reaccionara de forma tan contundentemente agresiva como bien ha descrito el Presidente de la Diputación de Barcelona a cuantos han querido escucharle.

Es que Don Salvador, el cabreo de Su Majestad ya venía de lejos, y seguro que "lo del pito, pito pujolito.." ya se lo habían chivado antes de la audiencia regia los del CNI, que en esas cosas están muy puestos.

Manuel Fernando González

Editor y Director

www.catalunyapress.cat

www.pressdigital.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil