viernes, 15 de diciembre de 2017 17:03
Sociedad

Indemnización de 80.000 euros para un hombre al que diagnosticaron sida por error

|

El Juzgado Contencioso Administrativo 16 de Barcelona ha condenado al Instituto Municipal de Asistencia Sanitaria (Imas), origen del actual Parc Salut Mar -consorcio entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona-, a indemnizar con más de 80.000 euros a un hombre al que en 2002 le diagnosticaron "por error" el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), y que estuvo más de cuatro años pensando que era portador del sida.

Según la sentencia que ha remitido la Defensora del Paciente de Catalunya, Juan Carlos S. fue diagnosticado "erróneamente" el 23 de mayo de 2002 con el virus del sida por el Hospital del Mar de Barcelona, al que había acudido para tratarse una psoriasis, y hasta el 8 de junio de 2006 no se detectó el fallo en el diagnóstico. Durante estos cuatro años, y aunque las pruebas del mismo hospital reflejaban que la carga viral del paciente era inferior al límite, no se le volvió a practicar la prueba del VIH, hasta el momento en el que Juan Carles S. decidió solicitar una segunda opinión y acudir al Hospital Clínic, donde le aseguraron que no era portador del virus.

A partir del primer diagnóstico, la víctima tuvo que ser atendida por psiquiatras y psicólogos, una situación que el juez vincula claramente con el mal diagnóstico: "Un error de diagnóstico en una materia tan grave como es el VIH ha sido, sin duda, la causante de los trastornos de tipo psiquiátrico". Además, y según ha explicado este martes Juan Carlos S. en una rueda de prensa, también perdió a su familia y tuvo que pedir la baja del cuerpo de la Guardia Urbana de Barcelona donde trabajaba, además de mantener un tratamiento continuado de vacunación para controlar que no cogiera otras enfermedades.

Sobre si se le presentaron dudas sobre el primer diagnóstico, ha afirmado que pensó que las analíticas eran "fiables", y ha sentenciado que cuando lo supo, centró sus fuerzas en luchar contra la enfermedad, ya que no dudaba de la profesionalidad del hospital.

La Defensora del Paciente, Carmen Flores, ha criticado la política de recortes de la Generalitat y ha declarado que "debería ser de protocolo que se hicieran más pruebas" para constatar diagnósticos como éste. La abogada del Defensor del Paciente, Matilde Barrabés, ha explicado que se trató de un "falso positivo", es decir, un error humano, y ha criticado que no se le hicieran más analíticas en el hospital para confirmar que tenía el VIH. Por eso, ha dicho, fue que decidieron interponer una denuncia, tras la que la institución ya ha pagado unos 44.000 euros y falta casi el doble por los intereses, aunque la abogada considera que el importe debería ser mucho más elevado, si se contabilizaran los daños morales derivados del error.

La sentencia -que ha devenido firme tras no recurrir ninguna de las partes- sólo contempla los daños por incapacidad laboral, y no prevé indemnizar a la víctima por otras causas, como el hecho de haber perdido un piso por no poder pagarlo, o los costes económicos derivados de los honorarios de los abogados.

Juan Carlos S. no ha querido responsabilizar directamente al Hospital del Mar, ya que considera que el fallo en el diagnóstico fue fruto de una cadena de fallos humanos fortuito. "Fue muy duro. Me dijeron que en tres años podía morir", ha declarado, y ha deseado que nadie más tenga que pasar por una situación similar.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil