domingo, 17 de diciembre de 2017 14:59
Sociedad

Este martes en el juzgado el abogado que insinuó que Rajoy es el socio oculto del Registro de Santa Pola

|

El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Murcia celebra este martes la audiencia previa a juicio de la demanda que el registrador sustituto de Santa Pola (Alicante), Francisco Riquelme, ha interpuesto contra el abogado José Luis Mazón, por insinuar que había llegado a un "apaño" para repartir ganancias con el titular de ese Registro y amigo suyo, que es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En concreto, Riquelme considera que el letrado vulneró su derecho al honor al insinuar en medios de comunicación que pudo llegar a un acuerdo con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "para constar como registrador en Santa Pola (Alicante)", pero que el líder del PP "siguiera percibiendo parte de su sueldo".

La Audiencia Previa tendrá lugar con la intención de que las partes intenten llegar a un acuerdo y se examinen, en su caso, las cuestiones procesales que puedan impedir a la prosecución del proceso, según indica la diligencia de ordenación a la que ha tenido acceso Europa Press.

En declaraciones a Europa Press, Mazón recuerda que Riquelme es el registrador que sustituye desde 1990 a Rajoy "de forma permanente el registro de Santa Pola", donde el presidente del Gobierno "sigue figurando como titular".

El registrador abanillero "desempeña al mismo tiempo su puesto en la misma jornada de trabajo, de 8.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00 horas", indica el letrado.El abogado cree que hay "indicios" de que Rajoy, "unido por una amistad" con Riquelme, "haya podido seguir cobrando dinero del registro de Santa Pola", ya que el artículo 541 del reglamento hipotecario "establece que tanto el titular del registro como el interino tienen derecho a repartirse los ingresos".

Mazón precisa que el artículo 541 del reglamento hipotecario "es la norma por la que se le concedió a Rajoy los servicios especiales, que es el nombre con el que se conoce la excedencia". Por eso, explica que sigue habiendo indicios de que Rajoy "pudiera seguir cobrando" a no ser que se demuestre que el presidente del Gobierno "renunció desde el primer momento", apunta.El registrador reclama a Mazón una indemnización de 100.000 euros, y aunque el letrado cree que la "falta de base" de esta demanda "es notoria", ha dicho "aceptar el guante".

De hecho, el abogado murciano solicitará en la audiencia previa "las pruebas aclaratorias de los hechos" y, entre ellas, el "expediente "por el que ambos registradores pudieron alcanzar dicho acuerdo".Además, el letrado va a pedir el libro de socios y las cuentas de la empresa INLIMUR SL "que, curiosamente, Riquelme creó justo el día anterior, en marzo de 1990, a que Rajoy tomara la situación de servicios especiales por desempeño de cargo público de diputado".

Con esta petición, Mazón pretende esclarecer si Rajoy "es el socio oculto de INLIMUR, cuyo apoderado es Riquelme y administrador único la mujer de Riquelme, y si se han podido canalizar las posibles ganancias de la sustitución en favor de Rajoy por esta acequia subterránea".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil