lunes, 21 de agosto de 2017 19:55
Sociedad

El presunto pederasta de Castelldans descuidaba la higiene y los estudios de los menores

|

El presunto pederasta de Castelldans descuidaba la higiene y los estudios de los menores tutelados que acogía en su casa, aunque "no se podía entrever que era un pederasta", según ha revelado el expediente informativo abierto por la Generalitat tras destaparse el caso a finales de junio.

Lo ha explicado este lunes en rueda de prensa la consejera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Neus Munté, que ha anunciado la apertura de un expediente informativo a la Fundació Concepció Junvanteny, conocedora de estas desatenciones desde hace "unos tres o cuatro años".

"Pese a estos casos puntuales nadie imaginaba que hubieran abusos", ha insistido Munté, que ha explicado que la Generalitat ha entrevistado a siete de los 14 menores que ha acogido desde 1996 el presunto pederasta, David D., de 47 años y actualmente en prisión provisional, y todos han negado haber sido víctimas sexuales.

Tanto la Generalitat como la fundación eran conocedores de la precaria situación de los menores, por lo que acordaron ofrecer apoyo doméstico al presunto pederasta para que "pudiera dedicar más tiempo a estar con los niños", cinco de los cuales, ya mayores de edad, han denunciado presuntos abusos sexuales mientras vivieron en Castelldans.

Según Munté, que ha pedido perdón a todos los posibles afectados por este caso de presunta pederastia, ha afirmado que el hecho de que los niños fueran sucios e incluso uno de ellos acudiera a Creu Roja en busca de comida y ropa "no era motivo suficiente como para retirar" la guarda de los niños.

Además de constatar las desatenciones que sufrían los niños, el expediente informativo también ha servido para que la Generalitat "refuerce" el sistema de acogida: las familias se validarán una vez al año --hasta ahora solo se hacía al principio--, los controles semestrales pasarán a ser trimestrales y se harán visitas en el domicilio por parte de los técnicos de la administración, algo que hasta el momento solo hacían los profesionales de las entidades que se encargan de la gestión de las acogidas.

"UN ANTES Y DESPUÉS"

Munté ha admitido que, "acabe como acabe, hay un antes y después del caso de Castelldans", y ha recordado que la propia Generalitat se ha personado como acusación en la instrucción del caso, que pretende esclarecer si el presunto pederasta abusó de alguno de los 14 menores tutelados por la Generalitat que acogió en su casa.

El acusado había llegado a acoger hasta ocho menores simultáneamente en su casa y pasó 34 controles sin levantar ninguna sospecha, lo que también ha llevado a la administración a recomendar a las entidades el uso de un test para detectar determinadas patologías como la pederastia.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil