viernes, 20 de octubre de 2017 12:42
Opinión

El ocaso de los mediocres

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

El fin de semana es tiempo de declaraciones políticas para consumo de los que leemos los diarios o vemos la televisión. La radio que anda siempre un punto por delante de los mass media de prestigio, se echa en brazos del deporte, especialmente del futbol, para intentar paliar la crisis publicitaria que la está matando y de paso entretenernos un poco con profesionales extraordinarios,

El fin de semana es tiempo de declaraciones políticas para consumo de los que leemos los diarios o vemos la televisión. La radio que anda siempre un punto por delante de los mass media de prestigio, se echa en brazos del deporte, especialmente del futbol, para intentar paliar la crisis publicitaria que la está matando y de paso entretenernos un poco con profesionales extraordinarios.

Si no fuera porque el sábado y el domingo es tiempo de lectura o de ocio televisivo, seguramente, personajes como Quico Homs pasarían desapercibidos en nuestras vidas, porque realmente lo que se les ocurre decir delante del micrófono de la Agencia de noticias que subvenciona ,generosamente, desde su Consellería y que luego emite la televisión de partido en la que se ha convertido TV 3, es puramente anecdótico o claramente demencial.

Este fin de semana se le ha dado por anunciarnos la elaboración urgente de un memorándum de agravios de la Generalitat contra el Gobierno de Madrid, todo un modo de entender la "alta" diplomacia como bien explicó el portavoz socialista Lucena, y de paso, afrontar el futuro del "dret a decidir" mediante el palo y tentetieso a Rajoy, que diría mi amigo Gabino que se dedica al cuidado de cabras en las proximidades de las Hurdes.

A la vista de lo cual, cabe pensar, que el Conseller portavoz, lo que realmente desea es que se arme el más gordo de los enfrentamientos posibles con el Estado y meternos en medio a los que se han creído sus teorías sobre la independencia y también a los que nos miramos el futuro con razonable preocupación.

Si no fuera porque estamos en el siglo XXI, uno pensaría que al bueno de Homs le ha entrado la vocación tardía del martirio político, sin darse cuenta, que ese papel, lo tienen ya adjudicado hace ya bastante tiempo los dirigentes de Esquerra Republicana, que con consulta o sin ella, van a seguir adelante quedándose con la mayoría de los votos soberanistas y afrontando por convicción e ideología las consecuencias de una declaración unilateral de independencia a la que tendrán que hacer frente desde Madrid y pisando Catalunya , los Rajoy, Rubalcaba, y Rosa Diez, no sé, si en compañía de la guardia civil y la Legión o suspendiendo las funciones del President de la Generalitat que decida a dar ese paso histórico. ¿Oriol Junqueras?.

Y es que al final, cuando hay que dar la cara, los políticos como Homs no son los que quedan porque nadie confía en ellos, sino aquellos de siempre han dicho lo mismo, tanto de un lado como del otro, no los mediocres. O sea::los verdaderos líderes.

Manuel Fernando González

Editor y Director

www.catalunyapress.cat

www.pressdigital.es

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil