lunes, 23 de octubre de 2017 08:04
Deportes

El Barça golea tranquilo

|

 El Barça afrontó la primera parte sabiendo que el Real Madrid había ganado 'in extremis' en el campo del Levante. Empezó bien ante un Valladollid valiente. JIM, el técnico del club de Pucela, pareció inspirarse en el Valencia de Emery y planteó un 4-4-2, 'doblando' la banda izquierda con Peña y Bergdich, para tapar a Alves.

  • El cuadro de Tata Martino, sin Iniesta y Busquets en el banquillo, sin Messi ni Mascherano, lesionados, un equipo pleno de rotaciones voluntarias y obligatorias. Los barcelonistas empezaron controlando bien el partido, presionando con intensidad, con Neymar de falso nueve, con Alexis y Tello en las bandas.


    El chileno era el jugador más incisivo, y en una jugada de Alexis casi marca Xavi. Todo parecía que iba a ser un plácido partido. El Valladolid no ganaba en el Camp Nou desde que en la temporada 1997-98, con gol de Eusebio, se alzó con la victoria.

    Pero el Barça sigue sin saber defender a balón parado. Cada jugada de estrategia es un suplicio. Y así llegó el primer gol, obra de Javi Guerra. Fue, como no, en un saque de esquina. Adriano no supo ni pudo siquiera, molestar al jugador del Valladolid que remató con intención, suave y colocado, un gran cabezazo. Da igual como se defiendan los corners (en esta ocasión era mixto con Piqué libre). Casi siempre acaba mal. Era el gol número 3.000 que encajaba el barça en toda la historia de la Liga, según dato facilitado por Antoni Arqué.

    La reacción llegó, tras un buen trallazo desde la media distancia de Bartra que obligó a Mariño a hacer una buena parada. Fue el propio joven defensa quien lanzó el balón desde su zona para que Neymar lo bajara de cabeza a Tello. Cristian lo prolongó a Adriano, quien le pasó el esférico a Alexis. El chileno empalmó un chutazo que entró por toda la escuadra (13'). Era el tercer gol de la temporada del chileno que está en un gran momento.

    Ahí pareció que el Valladolid quedaba un poco 'tocado'. Neymar mostró su clase con una gran jugada en que se deshizo de su marcador con un toque suave para darle un pase en profundidad a Tello, pero el extremo se entretuvo demasiado y tardó en rematar. Una verdadera lástima.

    Neymar volvió a ser protagonista al quedarse sólo ante Mariño, tras excelente 'asistencia' de Cesc. Pero el portero del Valladolid volvió a estar inspirado o tener suerte (se 'quedó' en la salida) y pudo desviar el balón a corner, cuando el Camp Nou ya cantaba el gol (27').

    Y Fernando Teixeira Vitienes, sí el mismo del incidente en el parking con José Mourinho, empezó su particular 'show', como si tuviera celos de Neymar al que negó sistemáticamente cualquier falta de las muchas que le hicieron sus rivales. Hasta le amenazó al brasileño con la cartulina.

    Fueron dos jugadas seguidas en las que pudo haber penalty. Sobre todo en la segunda en que 'Ney' había ganado claramente la posición y Peña, por detrás, le derribó. No pitó nada (30'). El Barça protestó en pleno, Martino se desesperó en la banda y el Camp Nou explotó, con pañuelos blancos en la grada como hacía tiempo que no se veían. Luego hubo pitorreo con el consabido "¡árbitro que malo eres?!", coreado por todo el estadio. Fue un escándalo. La primera parte acabó entre la indignación de todos los barcelonistas.

    Tras el descanso, el Barça ajustó más sus líneas. Los jugadores se apoyaron más entre ellos, los dos laterales ya no subieron a lo loco. Dejaron menos espacio al Valladolid que ya se retrasó muchos metros y se encerró en el área. Martino debió 'cantar la caña' en el vestuario porque sus hombres presionaron mas y robaron más arriba.

    En seis minutos dejaron las cosas claras. Neymar penetró por medio de un bosque de piernas para darle el balon a Tello, para que el canterazo centrara con oficio a Xavi que remató el 2-1 de la tranquilidad con clase. Fue un gol importante. Dejó las cosas en su sitio. El Barça pudo ampliar el marcador con un gran remate de rosca, marca de la casa, de Tello que se estrelló en el larguero (57').

    El 3-1 llegó en la quinta asistencia de Neymar desde que es jugador del Barça. El beneficiado, en esta ocasión, fue Alexis que quedó 'uno contra uno' ante Mariño y le superó con un tiro fuerte y cruzado. Era el tanto que dejaba claras las cosas.

    A partir de ahí, con Iniesta en el lugar de Cesc (este sábado centrocampista), el Barça se lo pasó en grande. Se dedicó a divertirse, como en el 4-1, una obra maestra que culminó Neymar. Fue una jugada para ver, una y otra vez, entre Alves, Xavi (con taconazo), Alexis y 'asistencia' del chileno al brasileño para que 'Ney' firmara su segundo tanto en la Liga (el primero fue ante la Real Sociedad), el tercero en lo que va de temporada. Se lo merecía por su partidazo.

    Y Teixeira aún tuvo tiempo de no pitar otro claro penalti. Es increíble como el defensa vallisoletano arrolló a Neymar (otra vez el crack brasileño) dentro del área. 'Ney' había hecho otro de sus habituales 'slaloms', driblando a varios zagueros castellanos.

    Los minutos finales fueron aprovechados por Martino para seguir cn sus rotaciones y hasta se permitió el lujo de probar el dúo Busquets-Bartra de centrales, con Song de medio centro. 'Busi' había entrado por Piqué, que descansó sus primeros minutos.

    El Barça acabó siendo muy aplaudido por el público que acudió al estadio (poco más de 64.000 espectadores). El cuadro barcelonista supo imponerse a todo, desde el arbitraje demencial al gol inciial en contra. este equipo sigue con hambre y eso es bueno. Y como además son muy buenos, pues la fiesta continúa.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil