lunes, 23 de octubre de 2017 11:36
Politica

La culpa es del Gobierno de Zapatero: desoyó la petición de la Generalitat de hacer un informe sísmico

|

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila, ha expresado su preocupación por los seísmos que han ocurrido en los últimos días en Tarragona y Terres de l'Ebre y que se atribuyen a la actividad del Proyecto Castor, y ha asegurado que la Generalitat pidió que se hicieron análisis pertinentes de afectación sísmica que fueron ignorados.

El Gobierno de Zapatero fue advertido sobre la necesidad de analizar las consecuencias sísmicas de la puesta en marcha del proyecto Castor, el almacén marino de gas situado ante el Delta del Ebro. La Generalitat, antes de que concediera la licencia para iniciar las actividades a Escal UGS, pidió que se hicieran los análisis pertinentes de afectación sísmica, pero el Ministerio de Industria desoyó las peticiones, según ha explicado Santi Vila.

"Seguramente no era preceptivo, pero no se hizo", ha denunciado el consejero, quejoso porque se desoyera la advertencia de la Generalitat y por las consecuencias que ahora están sufriendo ahora las costas de Castellón y de Tarragona. Ha constatado que el terremoto ha alcanzado una magnitud 4,2 en la escala de Richter, y ha advertido de que a partir de los 4,5 se originan grietas y afectar los edificios.

"Todo lo que pase en Cataluña, afecta al Govern sea de su competencia o no", ha asegurado, comentando que no es un asunto para reírse y que es "algo muy grave". La Generalitat, finalmente, ha enviado un escrito a la empresa promotora de este proyecto de almacenamiento de gas, Escal UGS, en el que le piden que asegure que ha paralizado su actividad y que no la retomará hasta que se revise la situación.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil