miércoles, 23 de agosto de 2017 02:35
Politica

Los recortes de la Generalitat ponen el cuerpo de Bomberos en situación de colapso a la ciudadanía en riesgo

|

Los sindicatos del Departamento de Bomberos de la Generalidad (UGT de Cataluña, CCOO y CATAC) denuncian que la política de recortes que el Govern está aplicando a las emergencias en toda Cataluña ha vertido el Cuerpo a una situación de quiebra y de colapso estructural, disminuyendo la respuesta operativa y poniendo en riesgo la ciudadanía.

La falta de personal hace que muchos parques de bomberos estén sistemáticamente bajo mínimos en Cataluña ya las siete Regiones de Emergencia. Por ejemplo, parques de bomberos como El Vall d'Aro, Cardona, Calaf o Moià se han cerrado de forma sistemática, e incluso parques metropolitanos como Badalona, Santa Coloma de Gramanet, Reus o Girona han trabajado por debajo de los mínimos marcados por el departamento por falta de personal, dándose el caso, como el pasado 29 de septiembre, que en un fuego de vivienda en Calaf la respuesta de bomberos fue de más de 25 minutos y tuvo que atender la emergencia el parque de Manresa, ya que el de Calaf estaba cerrado.

El Departamento de Bomberos quiere recordar a las alcaldesas y alcaldes de las poblaciones afectadas que la responsabilidad de la Protección Civil es de ellos (art.42.1Llei 4/97) y que, por tanto, en caso de incumplimiento flagrante del deber de auxilio por parte de la Generalitat, cualquier accidente o incidente a resultas de una negligencia en las funciones de protección a los ciudadanos por cuestiones presupuestarias, ellos serán los responsables.

La situación en la que están sometidos los ciudadanos de Cataluña cada día hace que los bomberos tengan la obligación de denunciar estos hechos, para intentar enderezarlos antes de que la realidad sea noticia con pérdidas irreparables de vidas humanas o materiales, y los sindicatos hayan de acusar de forma personalizada los responsables directos e indirectos.

Aunque el Departamento de Interior atribuye el problema a un conflicto del aboral, UGT cree que el principal problema es la falta de un modelo de gestión de las emergencias, la falta de recursos y de respeto y diálogo con los trabajadores. Aunque Función Pública en instado al Departamento de Interior a sentarse a negociar con los sindicatos, la Dirección General continúa enrocada e incomunicada.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil