sábado, 19 de agosto de 2017 18:58
Opinión

El Abominable Hombre de la Tercera Vía

Joan Ferran
Joan Ferran

El debate sobre política general celebrado en el Parlamento catalán no ha ido más allá de una puesta en escena ?triste- para radio y televisión, del 'déjà vu'que nos acompaña y atormenta desde hace un montón de tiempo.

El debate sobre política general celebrado en el Parlamento catalán no ha ido más allá de una puesta en escena ?triste- para radio y televisión, del 'déjà vu'que nos acompaña y atormenta desde hace un montón de tiempo. Nada nuevo bajo el sol ni la luna de otoño, variaciones de segundo nivel sobre viejos discursos y chascarrillos, alusiones continúas al calendario y dudas ? como si del examen teórico del carnet de conducir se tratara- acerca de las preguntas tipo test que hipotéticamente va a tener que contestar la sufrida ciudadanía de este país. Eso sí, toda la parafernalia que ustedes quieran aliñada con detalles de dulzura, no fuera caso que el personal llegara a pensar que alguno de los tribunos es un descerebrado.

Escuchamos: 'Mejor juntos que separados', 'O se va, o convoque elecciones', 'El problema es usted'? ¿Cuántas veces habremos oído eso antes? Esas frases resuenan en nuestra mente de forma repetitiva, machacona. Se han convertido en una especie de ruidoso martilleo neumático incapaz de agujerear el tedio para introducirnos en la realidad, incapaz de abrirnos el reino de las salidas factibles. Sí, esas que nada tienen que ver con la retórica tramposa, petardista y vacua.

Y es en ese momento tan monótono y tedioso de la zarzuela política catalana que aparece el Abominable Hombre de la Tercera Vía infectado por el virus del dialogo y el federalismo pimargalliano.

¡Pobre Duran Lleida! Artur Mas le cuenta que eso de las tercera vías son milongas centenarias que ya no se llevan; que un tal Blair, antes de convertirse al belicismo, ya las aplico? Todo ello para luego soltarle al democristiano un gancho recordatorio sobre cuáles fueron los principios fundacionales de Unió Democrática de Catalunya en los años treinta del siglo pasado. Pero ¡Ah! El hábil Duran Lleida no se da por aludido. Dice no querer polemizar con el conductor de masas que atesora un mandato histórico patriótico y se ratifica en todo lo que un buen día escribió.

El Abominable Hombre de la Tercera Vía se sabe acosado, atacado, escarnecido y vilipendiado por socios y amigos. Como colofón a tanto enredo sus adversarios socialistas le sueltan piropos una y otra vez. Sabe que muchos de sus colegas le acusan de ser el causante del fiasco electoral de CiU en las últimas autonómicas?

Resignación cristiana amigo Josep Antoni; en la Catalunya de nuestros días el 'seny' se paga caro, tropieza muchas veces con la burla, incluso con el martirio.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil