lunes, 21 de agosto de 2017 23:41
Sociedad

El padre de Asunta compró las pastillas con las que fue sedada

|

Rosario Porto continúa declarando estas horas ante el juez Taín. La principal sospechosa, junto a su marido, del asesinato de su hija, llegó a los juzgados a las 8.00 de la mañana y ahí permanece hasta que el juzgado decida a que presión la envía. La Guardia Civil sigue adelante con la investigación para esclarecer el crimen. De momento, no se ha determinado el móvil, pero las últimas sospechan apuntan directamente al padre de la niña, que pudo ser quien comprase los somníferos con los que sedaron a la menor.

Prosigue la investigación de la muerte de Asunta, la niña de doce años cuyo cadáver se localizó el pasado fin de semana. Hay varias hipótesis abiertas. Por momentos, cada vez tiene menos fuerza la idea de que la herencia fuese uno de los móviles principales, pues la niña no aparecía en el testamento de sus abuelos. De esta menera, han ido cobrando más importancia otros posibles móviles como celos por parte de la madre o el odio de los padres hacia su propia hija.

También se avanza en las indagaciones por parte de la Guardia Civil, y se considera que el padre está más implicado en la muerte de la joven Asunta que la madre, pues él fue quien compró las pastillas con las que se drogó a la menor. Según la Guardia Civil, fueron hasta seis pastillas las que le suministraron de un compuesto genérico que tiene todos los componentes del Diazepam, un medicamento tranquilizador que, al parecer, tomaba la amdre de forma asidua. Además, los repetidores de antenas han cazado uno de los dos teléfonos móviles en las inmediaciones del escenario del crimen por lo que aún siguen muchas hipótesis abiertas.

Por otro lado, ya está en los juzgados de Santiago de Compostela la madre de Asunta para declarar ante el juez que investiga el asesinato de la niña. Hoy también declarará el padre. Las pruebas les apuntan como presuntos autores del crimen.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil