miércoles, 18 de octubre de 2017 18:44
imported

Santiago llora de nuevo por la niña encontrada en Cacheiras

|

La autopsia de la niña encontrada muerta la madrugada de este domingo en una pista secundaria de Cacheiras (Teo) revela que la menor no sufrió una agresión sexual, pero aún se desconocen las causas de su muerte.

El cuerpo de la menor fue trasladado al hospital de Conxo de Santiago de Compostela. Una vez practicada la autopsia, en la que participaron cuatro forenses, se constató que no había rastros de agresión sexual, y que la muerte no se había producido por un golpe o por asfixia. Los investigadores están pendientes de los análisis toxicológicos, por si se tratase de un envenenamiento. El cuerpo presentaba también pequeñas lesiones, que se habrían producido al trasladarlo al lugar en el que apareció. En la pista de Cacheiras no se encontró ningún rastro que pudiera indicar que la muerte se hubiese producido en ese punto.

Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia han ratificado que el titular del Juzgado de Instrucción número dos de Santiago, José Antonio Vázquez Taín, se ha hecho cargo del caso al estar de guardia y que la hipótesis es la muerte violenta.

Por su parte La Voz de Galicia ofrece a sus miles de lectores detalles concretos de la personalidad de la fallecida y datos de su familia. El rotativo gallego señala que "los padres sonla abogada Rosario Porto Ortega, que durante un decenio, hasta finales del 2006, fue cónsul de Francia en la ciudad, y del periodista Alfonso Basterra Camporro".

El matrimonio adoptó a la niña en China cuando todavía no había cumplido un año. Sus padres contaban que su adaptación a su nueva vida fue total y siendo un bebé era muy frecuente verla de paseo con sus padres por el centro de la ciudad, donde residía y donde su madre tiene su despacho profesional, así como en actos sociales a los que asistía la pareja.

"La niña pronto empezó a destacar en los estudios. Iba un curso por delante del que le correspondía por edad, por lo que actualmente iniciaba el tercer curso de la educación secundaria obligatoria en el céntrico instituto Rosalía de Castro, donde era muy querida por sus compañeros. La niña, que todavía no había cumplido los trece años, era una alumna de altas capacidades. Además, estudiaba música y ballet, afición que le inculcaron sus padres desde muy pequeña".

La muerte de la niña provocó una enorme consternación también entre la comunidad educativa del instituto Rosalía de Castro donde estudiaba.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil