lunes, 21 de agosto de 2017 17:57
Economía

Escocia pagaría más intereses de la deuda si obtiene la independencia

 

|

Escocia podría tener que pagar más intereses de la deuda que Reino Unido, y por consiguiente, verse obligada a controlar fuertemente su gasto, si vota a favor de la independencia en el referéndum programado para 2014 en el caso de que siga utilizando la libra esterlina, según una investigación académica publicada este martes.

 

Este miércoles faltará exactamente un año para que los escoceses se reúnan ante las urnas para decidir si quieren seguir formando parte de la unión o quieren convertirse en un Estado independiente.

Londres ha estado haciendo campaña para que Escocia siga formando parte del país, mientras los parlamentarios nacionalistas respaldan el voto por la independencia. Sin embargo, los nacionalistas han asegurado que quieren seguir utilizando la libra esterlina en lugar de crear una nueva moneda.

Con un año por delante todavía, un informe publicado por el Instituto Nacional de Investigación Económica y Sociológica (NIESR) ha asegurado que los intereses que deberá pagar una Escocia independiente que siga utilizando la libra esterlina podrían ser entre 72 y 165 puntos básicos --entre un 0,72 y un 1,65 por ciento-- por encima de los del bono británico a diez años. Asimismo, Escocia tendría también que recortar su gasto un 5,4 por ciento para alcanzar los objetivos de la deuda europea, según el informe.

El estudio hace hincapié en las dificultades a las que Escocia deberá enfrentarse tras la obtención de la independencia para convencer a los inversores de su capacidad de pagar sus deudas con una economía cuyos intereses dependen casi en su totalidad de los inestables ingresos del petróleo y el gas.

"Para que una Escocia independiente prospere, necesita una moneda 'fuerte' que haga que los inversores sean capaces de mantener a largo plazo la deuda del Gobierno escocés a un precio razonable", ha asegurado el director de Investigaciones Macroeconómicas del NIESR, Angus Armstrong.

"Una condición indispensable para tener una moneda 'fuerte' es que la solvencia del Gobierno esté siempre por encima de la deuda", ha añadido. Escocia probablemente tendrá que asumir una parte de la deuda de Reino Unido como parte del acuerdo de independencia, por lo que se espera que los inversores exijan un mayor rendimiento para asumir un mayor riesgo en el lado escocés de la frontera.

Según el rendimiento actual del bono británico a diez años, situado en el 2,9 por ciento, Escocia podría tener que elevar hasta el 4,55 su propio bono a diez años.

El informe estima que para llevar la ratio entre la deuda y el producto al nivel recomendado por la Unión Europea del 60 por ciento, Escocia podría necesitar una década de restricciones fiscales, con un superávit primario del 3,1 por ciento. Escocia ha tenido un promedio de décifit primario del 2,3 por ciento entre 2000 y 2012, según los datos del NIESR.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil