miércoles, 23 de agosto de 2017 15:56
Politica

Rajoy se enroca

|

La tan esperada carta de Rajoy solo ha servido para confirmar las sospechas que los medios de comunicación y la sociedad catalana tenían sobre el presidente del Gobierno español. Tras un "laconigo" ofrecimiento de posturas  basado en que el Gobierno apuesta por fortalecer los lazos y "huir de los enfrentamientos"vemos un Rajoy que utilizando la técnica de los mejores ajedrecistas intenta enrocarse para que seguramente esta partida acaba en tablas. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido este sábado la petición de una consulta de autodeterminación que le hizo en julio el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ofreciendo un diálogo que "no tiene fecha de caducidad" pero respetando el marco jurídico.

El mejor servicio a la legitimidad democrática que usted invoca es precisamente respetar ese marco jurídico" en que los gobiernos se legitiman y en que los ciudadanos ven garantizada la convivencia, dice la carta fechada el 14 de septiembre, a la que ha tenido acceso Europa Press. "Los vínculos que nos mantienen unidos no pueden desatarse sin enormes costes afectivos, económicos, políticos y sociales", añade en su carta, en la que insiste en la lealtad y corresponsabilidad recíprocas.

"HUIR DE LOS ENFRENTAMIENTOS"

Añade que su Gobierno apuesta por fortalecer los lazos y "huir de los enfrentamientos", y tiene en cuenta tanto la relevancia de Cataluña en España como su riqueza, pluralidad y singularidad de la sociedad, a la que muestra su afecto.

El presidente asegura que siempre ha estado comprometido con el diálogo para resolver "diferencias" políticas o de cualquier tipo, siempre también sin perder el respeto al marco jurídico, que protege y vincula a la vez a todos.

El único momento de la carta en que se alude a 'consulta' es la primera frase, en que Rajoy introduce su respuesta a la petición "de abordar un proceso de negociación para la celebración de una consulta".

Desde ese párrafo hasta el último, ofrece diálogo hasta el final de su texto, en que constata: "Juntos ganamos todos y separados todos perdemos", por lo que le propone lealtad con las instituciones y con los ciudadanos en estos momentos de dificultad económica y social.

LA CARTA QUE MARIANO RAJOY HA ENVIADO A MAS

Estimado President:

En respuesta a su carta en la que me plantea la necesidad de abordar un proceso de negociación para la celebración de una consulta en Cataluña, y sin perjuicio del exhaustivo análisis que exige el informe jurídico y político que me ha enviado con posterioridad, paso a manifestarle mi criterio respecto a las cuestiones que plantea.

Siempre he sido -y creo haberlo demostrado- una persona comprometida plenamente con el diálogo como forma de resolver las diferencias políticas o de cualquier otra índole.

Este compromiso con el diálogo adquiere su verdadero sentido desde la exigible lealtad institucional y desde el respeto al marco jurídico que a todos nos protege y que a todos nos vincula, en especial a quienes ejercemos responsabilidades de gobierno. Por mi parte, el diálogo no tiene fecha de caducidad cuando se trata de atender al interés general de los españoles y, por ello, de todos los catalanes.

En este sentido, considero que el mejor servicio a la legitimidad democrática que usted invoca es precisamente respetar ese marco jurídico en el que los gobiernos hallan su fundamento y legitimidad y los ciudadanos encuentran la garantía para la convivencia y la concordia.

Estoy convencido de la extraordinaria relevancia que Cataluña tiene para el conjunto de España y de la riqueza, pluralidad y singularidad de la sociedad catalana. Pienso asimismo que los vínculos que nos mantienen unidos no pueden desatarse sin enormes costes afectivos, económicos, políticos y sociales. Y por supuesto, quiero también transmitirle la firme convicción de mi Gobierno de que hemos de trabajar en el fortalecimiento de esos lazos y huir de los enfrentamientos. Debemos hacerlo desde la lealtad recíproca y el fomento de la corresponsabilidad en las dos direcciones.

Convencido de que juntos ganamos todos y separados todos perdemos, le invito a que ejerzamos responsablemente nuestra función como gobernantes democráticos con lealtad hacia los ciudadanos y las instituciones que representamos en estos momentos de dificultad económica y social que padece nuestra sociedad.

Desde el profundo afecto que siento por la sociedad catalana en su conjunto y el respeto institucional a la Generalitat de Cataluña que usted representa hoy, quedo a su disposición para trabajar conjuntamente y ofrecer así la mejor respuesta a las necesidades reales de todos los ciudadanos.

Cordialmente,

Mariano Rajoy Brey

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil