viernes, 18 de agosto de 2017 11:00
Opinión

Un buen atasco hace cambiar el juego

Agustí Guisasola i Prados
Agustí Guisasola i Prados

"El Presidente Mas confía en que el éxito de la cadena humana acelere el diálogo con Rajoy ", al menos así lo expresaba un titular de un periódico. Pero esta confianza en el diálogo debido al éxito obtenido en la Diada obedece más el deseo de una ilusión que a la cruda realidad .

"El Presidente Mas confía en que el éxito de la cadena humana acelere el diálogo con Rajoy " , al menos así lo expresaba un titular de un periódico. Pero esta confianza en el diálogo debido al éxito obtenido en la Diada obedece más el deseo de una ilusión que a la cruda realidad . De hecho , el ministro Fernández Díaz le ha faltado tiempo para minimizar las cifras , y del millón seiscientos mil participantes ha dicho que eran cuatrocientos mil , el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación , José Manuel García -Margallo hasta y todo ha amenazado : " el adiós a España sería el adiós a la UE ", y la Vicepresidenta de Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha recurrido a la demagogia : "Somos también el Gobierno de los que se quedaron en casa , la mayoría silenciosa " .

La realidad es que por mucho que se quieran inflar las cifras , los datos se acercan más a la versión facilitada por la Vía Catalana que a la cifra inverosímil que ha dado el gobierno español . Lo cierto es que una mayoría silenciosa , es decir, que no se pronuncia tácitamente , no cuenta para nada , como tampoco cuenta la opinión de toda aquella ' mayoría silenciosa ' que no va a votar a unas elecciones . Por otra parte , no haber participado activamente en la Vía Catalana no significa estar en contra , como lo demuestran las no comparecencias del Presidente Mas , Núria de Gispert y mucha gente conocida y anónima por diversidad de motivos . Pero el tema de fondo no es el quórum respecto a las cifras , ni el miedo que sin quiere meter en el cuerpo ni el intento de dar la vuelta a la tortilla al éxito de la cadena humana , sino el juego político y sus reglas .

La secesión de Cataluña respecto a España es la batalla final entre estas dos naciones y el objetivo de ambas es ganar la guerra . Pedir permiso al enemigo para hacer una consulta ( referéndum ) , con una alta probabilidad de ganar, es simplemente absurdo . A un enemigo o contrincante no se le pide nada , ¡se le toma ! En nuestro caso tomar lo que es nuestro, lo que históricamente ellos nos han tomado antes . Esto implica que Madrid siempre dirá que no a nuestras propuestas y con razón porque su papel es este , jugar a su favor y no al nuestro. ¿Quién sería el bobo que se dejaría ganar ? Q¿uien acepta duros a cuatro pesetas ? ¿Quien juega para perder ? ¿Quien dejaría marchar la gallina de los huevos de oro del reino ? Efectivamente , nadie!


¿Servirá de algo la contundente pronunciación del pueblo catalán este once de septiembre? Servirá si hay una continuación a múltiples niveles , de todas formas no debemos mirar hacia el centro de la península sino hacia fuera. El error principal es pedir a Madrid, donde lógicamente siempre nos dirán que no , y el segundo error es legitimar como tótem la gran excusa de la Constitución Española , ya que si les interesara que fuéramos ya la habrían modificada hace mucho tiempo . Tenemos que cambiar el foco de atención , no somos una tierra aislada sino que estamos geográficamente en Europa , y eso implica muchas cosas , la más importante: que no se nos puede echar ni que quieran. Estar fuera de la UE es otro tema , y seguramente no nos convendría salir , pero no hay que alarmarse , también están fuera otros países europeos mucho más ricos que nosotros como Andorra y Suiza y en cambio forman parte de la UE países mucho más pobres como Grecia , Rumanía , Bulgaria , Letonia y Lituania . Pertenecer o no a la UE no es ningún chollo ni lo contrario. Lo que sí es primordial es convertirse en un estado propio , que no nos distraigan ni acobardan con temas colaterales .

Gracias a los medios de comunicación y en las redes sociales el mundo entero sabe cuál es la voluntad de la mayoría del pueblo catalán real, lo que no es silencioso porque participa y se manifiesta . Los periódicos más importantes europeos y norteamericanos se han hecho eco de este día - más de 200 periodistas internacionales acreditados según fuentes oficiales - y esto marcará un antes y un después a pesar de estos cambios no se vean de inmediato . El camino no será fácil , Bruselas ha declinado valorar la cadena humana en Cataluña . La Comisión Europea a través de la portavoz del Ejecutivo comunitario , Pia Ahrenkilde , cree que no le compete por tratarse de un tema de ámbito interno en los Estados miembros.

Pero esta decisión se general , provisional e incipiente que no tiene en cuenta aspectos fundamentales . De hecho es una táctica que forma parte del juego , cabía esperarla, no se quieren implicar precipitadamente ante una acción que de no ser continuada convertirá anecdótica. La diferencia con España es que UE no es nuestra contrincante y no tiene ningún interés ni a favor ni en contra de nuestra independencia . Esto significa que cuando haya una mayor concienciación y un consiguiente acatamiento de las normativas y del espíritu europeo cambiarán de opinión y Europa intervendrá a favor de la secesión .

Tomamos si no el símil de los vecinos de una escalera . Una familia está en su casa cuando de repente sienten como se pelean los vecinos de al lado . La familia comenta que llamar a la policía , pero deciden no meterse donde no les piden para no tener problemas . Pero cada vez los gritos son más altos y frecuentes , y también se sienten fuertes golpes como si alguien tirara al suelo o contra la pared a alguien otra. Este es el momento donde la familia decide ponerse en comunicación con las autoridades , ya que la violencia rebasa todo límite razonable y si las personas maltratadas son menores de edad , la ley además las ampara incluso de su propia familia .

Esta podría ser perfectamente una metáfora de nuestra situación política : una nación rebajada a comunidad autónoma , expoliada fiscalmente , tratada antidemocráticamente y explotada de múltiples maneras y encima despreciada ( catalanofobia ) , que llega a un punto donde los problemas no se pueden resolver en casa y que por tanto debe intervenir una fuerza mayor , externa y ecuánime , llamémosle Unión Europa , comunidad internacional o incluso Estados Unidos .

Y es que España y Europa juegan a juegos muy diferentes y esta es nuestra oportunidad y posible salvación . La primera tiene un juego llamado Constitución , un revoltijo desfasado e inamovible que propugna unir los territorios y centralizar todo el poder en la capital del reino . Un sistema donde hay jugadores que tienen más cartas que otros y encima hacen trampas , y si raramente se da el caso de presionar al bando español para que modifique cualquier normativa -como fue el Estatuto , en general o el otorgarnos el título de nación , en particular- el resultado es un parche para no decir una chapuza que hace de cortina de humo porque en el fondo el juego continúe siendo igual de injusto y corrupto . En cambio Europa tiene un juego totalmente distinto , basado en el derecho de libre determinación de los pueblos . El derecho de autodeterminación es el derecho de un pueblo a decidir sus propias formas de gobierno , perseguir su desarrollo económico, social y cultural , y estructurar libremente , sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de igualdad . La libre determinación está recogida en algunos de los documentos internacionales más importantes , como la Carta de las Naciones Unidas (1945 ) , los Pactos Internacionales de Derechos Humanos y también en numerosas resoluciones de la Asamblea General de la ONU , incluso desarrollándolo : por ejemplo , las resoluciones 1,514 ( XV ) , 1541 ( XV ) o 2,625 ( XXV ) relativas al derecho de autodeterminación de los pueblos coloniales . Es un principio fundamental del derecho internacional público y un derecho de los pueblos que tiene carácter inalienable . Es claro a qué juego nos interesa jugar ya qué no , ¿verdad ?.

Europa no puede hacer la vista gorda ante nuestra voluntad de independencia basada en el derecho de la autodeterminación que ella misma escogió en el pasado y sigue defendiendo hoy en día. Y si mira hacia otro lugar , tendremos que insistir, porque la vía del diálogo ( ? ) Con España es un mero trámite protocolario que requieren las instituciones democráticas , en otras palabras un papelón , un bla, bla , bla , pero nada más .

Como la presidenta de la ANC , Carme Forcadell , le ha dicho al Presidente Mas : " ningún pacto fiscal" hará disuadir la Asamblea Nacional Catalana de conseguir el objetivo " irrenunciable" de un estado propio y le pide "pasos inequívocos " . Y es que una economía a punto de caer en el abismo y una ineptitud y corrupción políticas sin precedentes son agravios que se juntan con el eje , parafraseando a Jordi Pujol , que no es otro que el de constituir el estado propio tan ansiado por los catalanes durante siglos .

Como decía antes , dudo que presionando al gobierno español de forma directa consiga nada, pero tampoco aflojando con subterfugios que demoren la consulta para debilitar y desvirtuar nuestro objetivo hasta que muera por sí solo , por el olvido , como un caso que archiva. La Unión Europea es la única institución que puede erigirse en juez neutral entre ambas naciones, una fuerza externa mediadora respecto las partes implicadas y que establezca una nueva situación . Pero para conseguir esta meta , ya que las cosas no llegan solas , deben estar presentes en este juego de fuerzas dos factores dobles de forma decisiva : la fuerza y la perseverancia del pueblo de Cataluña junto a la voluntad y el coraje de nuestros gobernantes .

Agustí Guisasola i Prados
Dr . en Filosofía , Psicoterapeuta y
Profesor de la Universidad de Barcelona

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil