lunes, 23 de octubre de 2017 13:46
Sociedad

La falta de becas ha disparado la compraventa de libros usados

|

El diario Levante publica en su edición del jueves un artículo en el que se detalla el "despegue" que ha tenido en la Comunidad valenciana la venta de libros de texto usados entre las familias a la vista de la crisis que padecemos y también ante la bajada o desaparición de la beca con la que los padres contaban para afrontar los gastos escolares de sus hijos.

El artículo es sumamente esclarecedor y describe varias experiencias vividas estas últimas semanas en la compra/venta de tan preciado tesoro.
"No te puedes ni imaginar la cantidad de padres que hay buscándose la vida para conseguir libros usados", comenta Lidia, una madre de Valencia que por primera ha puesto en venta los libros viejos de 2º de ESO su hija a través de internet y, en menos de una semana, los ha vendido a 15 euros cada uno. "Los libros nuevos son muy caros y hay muchas familias en las que sólo trabaja uno, o los dos están en paro, y no pueden comprarlos, si hubieran ayudas no tendrían que recurrir a este 'trapicheo'", lamenta.

Lidia ha intentado buscar en este floreciente mercado de segunda mano los libros de 3º que le hacen falta, "pero todos los que he visto están muy subrayados con 'fosfi' y son inservibles". Así que ha tenido que comprarlos nuevos y los 120 euros de los que ha vendido le han servido de ayuda.

Leo, otra madre de Valencia que por primera vez ha puesto un anuncio para vender los libros usados de sus dos hijos, de 3º y 6º de Primaria en valenciano, si que ha tenido más suerte en este mercado de particular a particular. "Entre los que he vendido y los que he comprado me he ahorrado unos 100 euros en libros", asegura.

A Leo le pasa lo que a muchos padres, que aunque los libros deben servir para cuatro cursos no los puede pasar de un hijo a otro "pues, a pesar de que se llevan dos años, el cambio les pilla por el medio". Los de 3º de Primaria los vendió a seis euros la unidad en tres días, mientras que los de sexto los ha puesto a la venta por 10 euros este pasado fin de semana.

"Los que he comprado por internet estaban subrayados a lápiz, y tras borrarlos han quedado perfectos y me he ahorrado la mitad de dinero", destaca. Esta madre opina que el profesorado "no ayuda mucho al obligar a que los niños hagan los ejercicios en el libro cuando los pueden realizar en la libreta, y si subrayan con fosforescente, olvidate". Leo critica que cuando daban el Bonolibro, "subieron los precios y ahora no han bajado, y que algunos colegios cambian los libros porque las editoriales les dan una pizarra digital, con lo que siempre acabamos pagando los de a pie".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil