jueves, 14 de diciembre de 2017 16:14
Sociedad

El exgerente del PP aseguró que Bárcenas estaba "paralizado" por temor a un registro"

|

El exgerente del Partido Popular (PP) Cristóbal Páez declaró ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que el extesorero Luis Bárcenas le pidió que guardara documentación sobre el partido porque estaba "paralizado", "bloqueado" y "shockeado" por temor a que la Policía realizara "un registro" en la sede de la formación.

Así consta en la declaración judicial de Páez, a la que ha tenido acceso Europa Press, y en la que el que fuera adjunto al extesorero en la Gerencia del PP entre los años 2004 y 2008 asegura que esa documentación, que no le consta que fueran los denominados 'papeles de Bárcenas', estaba formada por "fotocopias de facturas de empresas que no identificaba y hojas de cálculo".

"Yo no vi la documentación que luego he visto en prensa publicada manuscrita, esa yo no la vi", señala Páez en su declaración ante el juez, en la que concreta que se deshizo de los papeles que le dio Bárcenas en cuanto pudo. "Esa documentación me estorbaba, me quemaba. Yo no quería tenerla. Eso no era mío ni iba conmigo", dice.

En este sentido, apunta que estaba "dividido" ante la situación en la que se encontraba porque estaba "agradecido" con Bárcenas, que era su "jefe" y le había llevado a trabajar al PP, pero al mismo tiempo "salían cosas en prensa que contradecían la imagen que tenía de él".

"ME FÍO DE TI"

Páez también asegura que Bárcenas le dijo que la documentación que le entregó abarcaba hasta 1996 porque la tenía "dividida" y la parte correspondiente a los años posteriores se la había dejado "a otra persona". "Yo le dije: ¿Por qué me la dejas a mí?", señala el exgerente. "Porque me fío de ti", le contestó Bárcenas.

Tras indicar que guardó los papeles que le dio el extesorero durante "cuatro, cinco o seis semanas como mucho", en contra de lo manifestado por Bárcenas que elevó la custodia de Páez a "cuatro meses", el compareciente explica que no quería tener esa documentación en su domicilio.

"Luego cuando la tuve, cuando yo me la llevé a mi casa, yo en el camino pensaba: ¿para qué me da a mí esto? Y como me pareció que no debía tenerla yo en mi casa porque era llevar a mi casa algo que no era mío y que seguramente no era bueno, yo la volví a llevar al partido, la metí en un sobre, bueno, ya estaba en un sobre, la guardé entre unos papeles que tenía y allí se quedó", describe.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil