martes, 22 de agosto de 2017 15:07
Economía

Borrell cree que los españoles pensaban que la UE era "un hada buena y ahora se ha convertido en la madrastra" 

|

El expresidente del Parlamento europeo Josep Borrell cree que España y el Gobierno del PP no deberían "lanzar las campanas al vuelo" porque todavía queda "crisis para rato". Por otra parte, ha asegurado que, si el Ejecutivo de Rajoy finalmente decide desligar las pensiones del IPC, sería "el final del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones".

Borrell ha realizado estas manifestaciones en Bilbao, donde ha ofrecido una ponencia en el marco del Congreso internacional "Europa después de la crisis del euro: legitimidad, democracia y justicia".

El también exministro socialista ha asegurado que "queda crisis para rato", aunque se ha salido de la fase "más aguda" en comparación con el verano pasado o hace dos años cuando "primero Trichet y después Draghi tuvieron que sacarnos del pozo a España e Irlanda" y cuando parecía "realmente que el euro se podía fundir".

"Ya no estamos en una fase así de terminal, pero estamos en una fase crónica, que va a durar mucho tiempo, de crecimientos muy bajos, niveles de paro muy altos, expectativas muy débiles y con heridas sociales muy fuertes", ha agregado.

Borrell ha añadido que, con los actuales niveles de paro en la Europa del Sur y de endeudamiento", la situación "no se arregla en dos días".

Ante los mensajes del Gobierno del PP de que se ha tocado fondo, Borrell ha afirmado que "ojalá fuera verdad", pero "de brotes verdes ya nos hablaron una vez". "Es posible que hayamos tocado fondo, pero ¿qué quiere decir con eso, que el desempleo no va a seguir creciendo? En la medida que todo el mundo esté en paro, va a ser más difícil que haya más parados todavía. Ojalá sea verdad", ha asegurado.

En todo caso, ha señalado que "no echaría las campanas al vuelo" y ha destacado datos como que el crédito en España en el último mes disminuyó un 10 por ciento y en el conjunto de Europa un 3 por ciento. "Con un 10 por ciento menos de crédito, la recuperación del consumo o de la inversión, no veo yo muy bien de dónde va a salir", ha añadido.

Asimismo, ha recordado que continuamos con tasas de crecimiento negativas y, aunque es "posible" que se esté produciendo un "repunte", cree que hay "una diferencia muy grande" con recuperar tasas de crecimiento que permitan absorber los actuales niveles de desempleo".

PENSIONES

Por otra parte, ante la reforma de pensiones que prepara el Gobierno del PP, ha afirmado no tener "mucha información" sobre sus planteamientos, pero cree que, si finalmente decide desligar las pensiones del IPC, será "el final del mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones", que era "una de las grande conquistas de la democracia". "Si esa reforma acaba definitivamente con eso, es una muy mala noticia para la sociedad española", ha agregado.

El expresidente del Parlamento europeo ha indicado que la ciudadanía tiene "cada vez más la conciencia" de que se cambian los gobiernos, pero "no se cambia de política".

"La oposición critica al Gobierno por los ajustes, pero cuando está en el Gobierno hace ajuste y medio y los ciudadanos sienten que, al final, son Merkel y Barroso, Alemania y Bruselas, los que dictan las políticas y sobre ellos no tienen ningún control", ha afirmado.

Por tanto, cree que hay un "problema claro" de democracia y también de justicia porque el sentimiento que crece es que el BCE "le presta a los bancos al 0,5 por ciento, que es mucho menos de la inflación para que los bancos compren deuda pública al 4,5 por ciento, haciendo un negocio redondo", mientras "las rentas bajan, los servicios públicos disminuyen". "El sentimiento de injusticia está muy a flor de piel en la sociedad europea y ello requeriría un cambio de políticas", ha agregado.

Borrell ha asegurado que las políticas que se están aplicando no solo no han resuelto el problema, sino que "lo han agravado". Por ello, cree que se debe dar un cambio a nivel europeo, porque un país solo tiene "poco margen de maniobra".

El exministro socialista ha indicado que, cuando la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dicen que el Estado de Bienestar europeo "no es sostenible", hay que "echarse a temblar" por el sistema social europeo porque son las dos instituciones "con más poder hoy en Europa".

Sin embargo, a su juicio, el sistema social europeo es "perfectamente sostenible" si existe "la voluntad política para ello". A su entener, es un problema de "distribución de rentas". "En Alemania, que se nos presenta como un modelo a seguir, el 20 por ciento de los trabajadores ganan menos de ocho euros a la hora y no hay salario mínimo. Una situación de pobreza crónica", ha añadido.

Borrell ha asegurado que el "grave" problema de la sociedad europea es el crecimiento de las desigualdades y "el Estado de Bienestar sirve para reducir las desigualdes". "Si los poderes económicos decretan su muerte las desigualdades aumentarán y se hará mucho más difícil la recuperación económicamente", ha apuntado.

El exministro socialista, que ha indicado que la actual crisis empezó siendo económica, pero ahora también es "política", cree que Europa debería avanzar hacia "más integración política" y la UE debería ser "más democrática".

Preguntado por la desafección de la sociedad con Europa, ha afirmado que los españoles pensaban que la UE era "un hada buena que repartía subvenciones, construía subvenciones y daba préstamos baratos" y ahora "se ha convertido en la madrastra que impone disciplinas".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil