domingo, 20 de agosto de 2017 11:56
Economía

La empresa Ficosa se ha convertido en el quebradero de cabeza de la familia Pujol

|

La familia Pujol, accionista mayoritaria del grupo de componentes de la empresa de automoción Ficosa, ha decidido firmar un documento en el que se compromete a sufragar un interés del 10% por cada día de retraso en el pago de la nómina a sus 1.200 trabajadores.

Los Pujol en las negociaciones con sus trabjadores mantienen que intentarán pagar a sus empleados antes del seis de septiembre. La dirección de Ficosa, antigua Sony, alega que no ha podido responder a la fecha de pago habitual por las deudas de un proveedor. Desde UGT de Catalunya rechazan esta justificación porque creen que los sueldos de la plantilla de Ficosa, de 1.200 personas, no pueden depender exclusivamente de una sola empresa.

En contrapartida al documento firmado con la familia Pujol, los trabajadores han desconvocado las movilizaciones que pretendían iniciar la próxima semana y han salido del departamento de recursos humanos de la sede central. Una representación de la plantilla de Ficosa Electrónics, antigua Sony, se encerró en los despachos el jueves a última hora en señal de protesta.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil