sábado, 21 de octubre de 2017 01:39
Politica

El destino de Siria en manos del Congreso de EEUU

|

Aunque Obama no estaba obligado a someter a votación el ataque a Siria el presidente  introduce muchos elementos de incertidumbre.  Y es que la Resolución de Poderes de Guerra de 1973 sólo le exige la aprobación del Capitolio si una operación militar dura más de dos meses. Pero es una norma que han incumplido por sistema todos los presidentes. Incluido el propio Obama, que mantuvo sus aviones en Libia más allá del plazo sin someter aquella intervención a votación.

El ataque que plantea Obama no cuenta con el apoyo mayoritario de la ciudadanía. Un 50% de los encuestados por Ipsos está a favor de llevarlo a cabo y un 44% se declara en contra de la intervención. Unas cifras que a priori parecen poco concluyentes pero que cabe completar dos detalles importantes: sólo el 27% piensa que vaya a ayudar a mejorar la situación en Siria y sólo el 21% piensa que esté en juego los intereses nacionales del país.

La inmensa mayoría de los congresistas elogiaron este sábado la decisión del presidente. Pero algunos criticaron su marcha atrás como un signo de debilidad. Muchos analistas alertaron sobre el malestar que los titubeos de Obama suscitarían en aliados como Francia, Turquía o Arabia Saudí. Otros apuntaron que a partir de ahora los israelíes desconfiarían aún más si cabe de la voluntad de la Casa Blanca de impedir por la fuerza el desarrollo del programa nuclear iraní.

Barack Obama, ha anunciado este sábado que pedirá la autorización del Congreso antes de lanzar un ataque militar contra Siria. Obama se ha mostrado decidido a castigar al régimen de Bashar el Asad pero ha subrayado su voluntad de consensuar la acción con el Congreso. El debate sobre una eventual acción militar empezará el lunes 9 de septiembre, según han anunciado dirigentes republicanos de la Cámara de Representantes.

Obama ha dado por hecho que el régimen sirio utilizó armas químicas contra la población civil, como recoge el informe que apunta que el ataque química causó más de un millar de muertos, y ha apuntado que la inacción ante esta actitud de Asad supone una amenaza para la comunidad internacional y podría abrir la puerta a una escalada del uso de armas químicas. "No podemos y no debemos mirar hacia otro lado ante lo que ha pasado en Damasco", ha subrayado.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, ha expresado su satisfacción por el hecho de que el presidente haya pedido la autorización del Legislativo.

La Casa Blanca ha convocado para este domingo a una sesión informativa clasificada a los miembros de la Cámara de Representantes del Congreso.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil