viernes, 18 de agosto de 2017 14:27
Politica

Boi Ruiz cierra en el Parlament las 34 comparecencias para investigar la sanidad catalana

|

El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, cierra este lunes en el Parlament las 34 comparecencias que ha acogido la comisión de investigación sobre la gestión sanitaria en Catalunya, después de nueve sesiones maratonianas celebradas entre junio y julio.

A Ruiz le precederán el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (Comb), Miquel Vilardell; el profesor de Esade Manel Peiró; el representante del Centro de Investigación en Economía de la Salud de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) Jaume Puig-Junoy y el presidente de la Comisión Técnica de la Central de Balances, Joan Casas, todos ellos en calidad de expertos.

Los diputados han abordado en la comisión las presuntas irregularidades dadas a conocer en los últimos meses, algunas de ellas bajo investigación judicial y con diversos gestores imputados, y han podido escuchar a algunos de los protagonistas de estos casos, quienes han remarcado que actuaron bajo la legalidad vigente.

Así, las comparecencias se han centrado especialmente en el caso Innova, que investiga la construcción del Hospital Sant Joan de Reus y el 'holding' municipal homónimo; la arquitectura de gestión del Hospital Sant Pau de Barcelona y la edificación del nuevo centro, y la actuación de la patronal Consorcio de Salud y Social de Catalunya (CSC), especialmente en lo relativo a la Corporación de Salud Maresme y La Selva y las adjudicaciones al Grupo Serhs.

Por la comisión celebrada en el Parlament han desfilado la exconsellera de Salud de la Generalitat durante el Govern tripartito, Marina Geli; los exdirectores del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Carles Manté y Josep Maria Sabaté, y el expresidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Josep Prat.

También han comparecido diversos imputados en causas judiciales, como Prat y Manté, el exalcalde de Lloret de Mar (Girona) y actual diputado Xavier Crespo (CiU), el exalcalde de Reus Lluis Miquel Pérez (PSC), el arquitecto Jorge Batesteza y exgerentes vinculados al Sant Pau, como Ricard Gutiérrez y Jordi Varela.

Entre los convocados como expertos, el director de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, ha advertido que en el sistema sanitario catalán "hay un manejo de lo público desde lo privado en beneficio de lo privado", por lo que ha animado a los diputados a fijar incompatibilidades y ser más estrictos en los controles.

INTRODUCIR MEJORAS

De hecho, los comparecientes han reconocido la posibilidad de introducir mejoras, como el control previo del gasto que se destina a cada centro, no solo posteriormente, al entender que la judialización de diferentes casos apunta a que algo ha fallado.

La sanidad catalana se basa en las asignaciones económicas que hace el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) a cada centro, que actúa como si fuera una aseguradora pública, en base a objetivos y políticas diseñados por la Conselleria de Salud, también en el caso del Instituto Catalán de la Salud (ICS) --el conglomerado público que aglutina los ocho hospitales de la Seguridad Social y la mayoría de ambulatorios--.

La provisión de servicios, no obstante, está en manos de entidades con figuras jurídicas diversas, mayoritariamente sin ánimo de lucro, y con un origen municipal, comarcal o religioso, un sistema que tiene su origen en entidades de base asociativa que, como en el caso del Sant Pau, surgieron hace siglos.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil