martes, 12 de diciembre de 2017 22:31
imported

COMO RECLAMAR LAS INDEMNIZACIONES

|

Los familiares y las victimas del accidente ferroviario ocurrido en Santiago de Compostela tienen una serie de derechos a la hora de reclamar indemnizaciones por los prejuicios sufridos.  Presentamos la relación de ellos que les llevaráa poder reclamarlas. 

1. Los viajeros tienen derecho a una indemnización correspondiente del seguro obligatorio de viajeros. Este seguro se hace cargo de entregar una primera cantidad por fallecimiento y cubre todos los gastos médicos de las personas heridas. Allianz es la entidad emisora de este seguro. Ya ha establecido dos oficinas de atención en los hospitales de Santiago y en la estación de tres, así como abierto un teléfono de atención a los afectados: 91 325 55 96. Renfe también tiene una línea de información: 900 101 660

2. Para percibir ese dinero las personas implicadas o sus familiares podrían tener que presentar copia del billete de tren o, en su defecto, comprobante del pago. El reglamento del seguro obligatorio de viajeros (RD 15/1989) fija en 36.060 euros la indemnización por fallecido. No obstante, el reglamento comunitario sobre derechos y obligaciones de los viajeros de ferrocarril (CE 13/71/2007), establece que la compañía ferroviaria debe anticipar en un plazo de 15 días al menos 21.000 euros provenientes de esa indemnización

3. Las personas implicadas en el siniestro ?ya sean viajeros o terceros? deberán presentar otra reclamación a la compañía responsable del siniestro. Es decir, a Renfe Operadora y QBE, su aseguradora, si el accidente se debe a un error del maquinista, a un problema mecánico o a un defecto en el mantenimiento del convoy. Pero si la causa fuera algún problema en la vía, entonces la responsabilidad podría recaer sobre Adif y Allianz, su compañía de seguros de responsabilidad civil patrimonial. Será el juez que instruya el caso quien, tras ver los informes de los peritos, determinará quién es el responsable del siniestro. Esta segunda reclamación dará derecho a otra indemnizaciónLas compañías de seguros suelen preferir negociar un acuerdo extrajudicial con los implicados por cuestiones de imagen y para no verse obligadas a provisionar fondos a la espera de una sentencia judicial.

4. Los afectados pueden tener derecho a más indemnizaciones si tienen seguros contratados a título particular. Tantas como seguros de vida tengan. Por eso, conviene hacer un repaso a las pólizas que uno tiene contratadas. En primer lugar, los familiares de los fallecidos pueden contrastar si sus seres queridos tenían alguna póliza de vida individual dirigiéndose al registro de seguros de cobertura de fallecimiento. Este organismo depende del Ministerio de Justicia. En dicho registro, figuran todas las pólizas de vida que pudiera haber contratado el fallecido. Por ejemplo, al suscribir una hipoteca. Por otra parte, cuando un billete de transporte colectivo se paga con una tarjeta de crédito, el titular pasa a contar con un seguro de vida y accidentes cuya vigencia se prolonga durante todo el traslado. También es habitual que las empresas o los colegios profesionales suscriban pólizas colectivas para sus empleados o socios. Estas no figuran en el registro de seguros de cobertura de fallecimiento porque sus beneficiarios varían periódicamente. Por eso, debe ser la empresa donde trabajaba el fallecido o el colegio profesional al que pertenecía quien informe a los herederos si existe un contrato de estas características, para que puedan reclamar a la aseguradora pertinente el dinero.

5. Por último, los afectados pueden disponer de pólizas de protección jurídica o cotejar si sus pólizas de coche o de hogar incluyen esta cobertura. Si fuera así, pueden solicitar a sus aseguradoras que les sufraguen el coste de tramitar la reclamación por los perjuicios sufridos. Dicho en otras palabras, estos seguros atienden el gasto en abogados.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil