martes, 17 de octubre de 2017 17:18
Sociedad

Los fallecidos en el descarrilamiento del tren en Santiago de Compostela ascienden al menos a 77

|

Las víctimas mortales en el descarrilamiento del tren ocurrido este miércoles en Santiago de Compostela ascienden al menos a 77, tras los trabajos para mover los vagones siniestrados que aún se prolongan a estas horas y los fallecidos que habían sido trasladados al hospital.

 

Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) han confirmado a Europa Press que en el lugar del siniestro se han hallado ocho cadáveres más al mover los vagones siniestrados, que se suman a los 65 que ya habían sido contabilizados anteriormente.


Además, cuatro personas han fallecido en el centro hospitalario al cual habían sido trasladadas.
No obstante, la cifra de fallecidos podría elevarse porque los trabajos para mover los vagones continúan con dos grúas. Hasta el lugar de los hechos, ubicado en Angrois, se ha desplazado también una unidad del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas de la Policía Nacional.


Por su parte, las últimas cifras oficiales apuntaban que había 111 heridos identificados y entre 15 y 20 aún por identificar, por causas como que estuviese inconscientes o no llevaran documentación

El accidente ferroviario se ha registrado sobre las 20.42 horas a su paso por la zona de Angrois. El tren, en el que viajaban 218 pasajeros, al alcanzar la curva de A Grandeira descarriló y uno de los vagones saltó por los aires e incluso superó el talud que separa las vías del tren. El convoy se partió en dos, y la máquina y los cuatro primeros vagones descarrilaron, otro intermedio voló sobre un terraplén hasta caer muy cerca de unas viviendas, y el resto volcó. Uno de lo de los vagones se elevó más de seis metros hasta impactar con un palco de la música, que destrozó.


Los dos conductores del tren salieron ilesos y ayudaron a las víctimas. Uno de los dos maquinistas que llevaban el convoy hablaba por teléfono tras el accidente y no paraba de repetir "descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer".

Hasta el lugar del accidente se han desplazado efectivos de la Policía Nacional, Local, Protección Civil, bomberos y servicios sanitarios de Santiago y de buena parte de la comarca. En las labores participan bomberos de Santiago, Boiro, Ordes, Arzúa, Santa Comba y Deza y los servicios de Protección Civil de A Estrada, Teo e Padrón.


Decenas de médicos de hospitales cercanos, ya estuviesen o no de guardia, se acercaron a ayudar. En las labores de emergencia están operando una veintena de ambulancias de soporte básico y tres medicalizadas, y se han desplazado otras dos UVI móviles desde Mos y Sanxenxo, además de unidades adicionales de soporte vital básico.


Los vecinos de la zona también están colaborando ofreciendo mantas, palés y sus viviendas para ayudar a los pasajeros heridos. De hecho, algunos están desplazando heridos en sus vehículos particulares hasta los centros sanitarios, para colaborar con el resto de efectivos.


La zona, de difícil acceso, está totalmente acordonada mientras los equipos de emergencia trabajan en la excarcelación de los pasajeros que todavía siguen en el interior de los vagones accidentados. Las autoridades piden que se evite circular por la zona para no complicar las labores de los servicios de emergencia. De hecho, Protección Civil y los bomberos han tenido que levantar a a pulso un coche que no permitía que circulasen las ambulancias.


Para información sobre las posibles víctimas del accidente Renfe ha habilitado el teléfono 900101660 y el Concello de Santiago los números 981551100, 981543060 y el 981542993. Los familiares de la víctima deben dirigirse a un centro instalado en el barrio de San Lázaro, en la calle Raimundo López Pol. Los servicios sanitarios han hecho un llamamiento para que todo el que pueda se acerque a las instalaciones de Monte da Condesa para donar sangre porque las reservas están bajas.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil