sábado, 21 de octubre de 2017 21:45
Opinión

Jaque a la democracia

Joan Mena
Joan Mena

La esencia de la democracia radica en la separación de poderes. Lo que dice que el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial deben garantizar y mantener su independencia sin el sometimiento del uno al otro. Cuando esta norma democrática se rompe, el consenso y los pactos democráticos están también El gobierno del PP está aplicando un auténtico jaque a la democracia.

El poder ejecutivo está totalmente secuestrado por el silencio, la opacidad y el aislamiento respecto de la sociedad. Hoy, un poder ejecutivo que hace ruedas de prensa desde un plasma, que no escucha el grito unánime de la ciudadanía o que dice manifiestas mentiras delante de, por ejemplo, sus casos de corrupción, es un ejecutivo no democrático. En cuanto al poder legislativo, el gobierno del PP también lo tiene secuestrado con su mayoría absoluta.

Una cámara que veta las sesiones de control al gobierno, como ocurrió en la última sesión plenaria, que legisla a golpe de decretos-ley saltándose el mínimo debate parlamentario o que no respeta las minorías parlamentarias que también forman parte de la esencia democrática, es Y nos faltaba conocer la afiliación política del presidente del Tribunal Constitucional para aclararnos que el PP no cree en la separación de poderes y, por tanto, tampoco en la democracia. Un TC que sentencia siempre en contra de un modelo de estado plurinacional y plurilingüe ahora está desautorizado y desacreditado.

Y aquí perdemos todos, menos ellos. Si hasta ahora teníamos la sensación de que el TC estaba politizado, ahora tenemos la certeza de que es un instrumento de afiliación política de la derecha. Hemos perdido todos porque ahora, todas sus sentencias o resoluciones sobre temas cruciales del debate social y nacional de los últimos años los miramos desde la perspectiva. Por todo ello, hoy el Partido Popular ha llevado a la democracia en una situación de jaque nefasta.

¿Cuál es la alternativa? Pues, desde la izquierda, y especialmente desde las izquierdas transformadoras, a través de una revolución pacífica que sea en un proceso constituyente de todos los poderes del estado, tenemos que hacer un 'jaque mate 'al sistema. Ya tenemos todas las evidencias de que este sistema necesita de la corrupción (económica, política y judicial) para poder sobrevivir. La mejor medicina: el pueblo organizado contra este régimen.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil