martes, 12 de diciembre de 2017 03:47
Politica

Un informe de 2009 de Método 3 desvela otra vía de financiación de Convergència

|

Según publica El Confidencial este lunes tras el caso Palau  se dispararon las sospechas de que CDC estaba utilizando a la Fundación Trias Fargas, ahora rebautizada como Fundación CatDem, y a varias empresas intermediarias para financiarse. A la búsqueda de más información los detectives de Método 3 llevaron a cabo en 2009 una investigación más profunda y elaboraron un informe en el que apuntaban a cuatro empresas que estaría utilizando Convergència. Pero, además, descubre una empresa más que hasta ahora había pasado desapercibida y que comparte sede con la Fundación convergente.

Esta compañía es Revista Anàlisi SA, una sociedad que tuvo varios domicilios, algunos de ellos coincidentes con los de la Fundación CatDem. En la sede donde esta se encuentra, en la calle Caspe, según el informe, "no hay rastro visible de Revista Anàlisi", aunque en la guía telefónica localizan un teléfono publicado a su nombre y domiciliado en esa sede. Los detectives llamaron a dicho teléfono y les confirmaron que era la sede de la Fundación, pero para comunicarse con la empresa debían dirigirse a la Rambla de Catalunya, a una dirección donde había estado anteriormente la Fundación.

Curiosamente, el inmueble de la Rambla de Catalunya es propiedad de Montserrat Trueta, viuda del dirigente de CiU Trias Fargas, que a la postre dio su nombre a la Fundación del partido.

Revista Anàlisi fue creada en 1987, y poco después fue nombrado presidente Xavier Francesc Angelet, diputado de CiU en el Parlamento catalán. El administrador único, no obstante, era Jordi Fernández Guitart y quien controlaba todo era Lourdes Nonell, dirigente de CDC y miembro del comité de organización del 15 Congreso de Convergència. Fernández y Nonell aparecieron poco después vinculados al escándalo denominado caso Casinos, que investigó la financiación irregular de Convergència a través de Casinos de Cataluña. La sentencia reconocía la financiación irregular, pero no condenaba al partido porque los hechos habían prescrito.

Además en la Revista Anàlisi en el 2003, aterriza en la compañía Daniel Osàcar, actualmente imputado en el caso Palau, y que en aquella época, era el secretario particular de Artur Mas y que sería nombrado gerente de Convergència y de la Fundación Trias Fargas. Desde esa época, según el sumario del caso Palau, mantuvo frecuentes contactos con la dirección del Palau y recibió millones de euros en sobres que supuestamente correspondían a la financiación irregular de Convergència.

El informe incluye las partidas de ingresos de Revista Anàlisi, la mayoría provenientes de constructoras con importantes adjudicaciones de obra pública y de grandes sagas familiares ligadas a CiU. Incluso la sociedad explotadora del hotel Majestic era cotizante . Curiosamente, sólo existen cinco pagos a proveedores, uno de ellos al hotel Majestic por algo menos de la mitad de su cotización.

El texto del informe concluye que esta compañía es utilizada como "una fuente de financiación de CiU (sic)". Y subraya que las cifras de los cotizantes son idénticas, "por lo que podría tratarse de una especie de canon que pagan las empresas afines". Y recomienda "investigar los ingresos y gastos de 2008 para determinar si los ingresos han aumentado desde que se apoderó a Osàcar". Y es que en las cuentas de ingresos figuran cantidades diversas, pero muy similares, de los cotizantes: exceptuando una de 11.250,96 y otra de 9.000,72 euros, ambas de dos constructoras, los demás ingresos suelen ser de 7.500,64 euros, de 7.500,63 euros, de 7.500,60 euros, de 5.250,44 euros, de 4.000,32 euros, de 3.750,36 euros, de 3.750,32 euros, de 3.750,31 euros y de 3.000, 20 euros.

El informe concluye con un exhaustivo análisis económico de las cuatro empresas "a través de las que creemos que se está financiando irregularmente a CiU" y que realizan la publicidad de las campañas electorales cobrando del Palau: New Letter, Letter Graphic, Mail Rent e Hispart y a las que tanto los fiscales como el juez concluyen que eran, efectivamente, una de las principales vías de financiación de CDC.

Accede a la noticia de El Confidencial

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil